Inicio » Infonews » Transformación digital: un cambio sistémico y estructural
Domingo 16 Diciembre, 2018

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado 619,06
Euro 723,82
UF 23.819,39
UTM 43.599,00
YUAN

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Eventos

Próximos Eventos

14.ENE.2019

CHILE: Congreso del Futuro 2019

Próximos Eventos

2.MAY.2019

SANTIAGO, CHILE: IoT Innovatech Latam 2019

Transformación digital: un cambio sistémico y estructural

Infonews

AlfaPeople - Transformacion Digital
Santiago, Chile. 21 noviembre, 2018. Constantemente se habla de la Transformación Digital (TD) como un cambio necesario dentro de las empresas para asegurar su permanencia en el tiempo y adaptarse a los nuevos consumidores de la era tecnológica. Sin embargo, antes de abordar las implicancias de este proceso es necesario definirlo.

¿Qué es transformación digital y por qué debe ser prioridad para las empresas?

Básicamente, la TD apunta a generar un cambio en los procesos organizacionales para adaptarse a los nuevos mercados y comportamientos de los consumidores. Esto se lleva a cabo a través de la implementación de nuevas tecnologías encargadas de automatizar, maximizar eficiencia, reducir tiempos y costos.

Según Harvard Business Review, las empresas que no utilizan tecnologías disruptivas propias de la transformación digital pueden ver el crecimiento de ingresos reducirse a la mitad.

Sin embargo, la transformación digital va mucho más allá de la mera inversión en nuevas tecnologías: para que una empresa se beneficie de las herramientas digitales es necesario generar un cambio en la cultura organizacional, estableciendo una nueva mentalidad que se impregne en todos los niveles de la empresa.

Principales desafíos por vencer dentro de las organizaciones

Según afirma Harvard Business Review (HBR), una de las principales barreras de la transformación en empresas con años en el mercado es que muchas veces no son capaces de observar la turbulencia, cuando solo la percepción de riesgo es lo que impulsa la acción. Hay sectores más conscientes que otros de la necesidad de un cambio para sobrevivir, como el de alta tecnología, que se reinventa 40% más frecuentemente que el resto de las industrias.

Cuando una empresa decide iniciar su TD, son los mismos colaboradores -acostumbrados a años de ciertas rutinas y procesos, con creencias y suposiciones muy arraigadas- quienes se muestran renuentes. Muchas empresas se enfocan en la estrategia y ejecución, pero no toman en cuenta que cualquier cambio siempre genera ansiedad y temor en el ser humano. Los trabajadores podrían no hacer evidente su malestar, pero sí mantener una resistencia pasiva e inconsciente que obstaculice el avance.

Claves de la transformación digital

Cada empresa debe definir cómo será su salto hacia el mundo digital. No se trata de adoptar cada nueva tecnología que surja en un intento por modernizarse: es necesario hacer un análisis profundo de la empresa, sus clientes, personas que la conforman, la experiencia que se quiere ofrecer y el cambio cultural que se debe llevar a cabo para cumplir con los objetivos planteados.

En ese sentido, para realizar una TD es necesario considerar aspectos como:

Experiencia de cliente

Hoy, el principal reto para las empresas es comprender los comportamientos de sus clientes. La empresa debe conocer a fondo quién utiliza sus productos/servicios, cuáles son sus necesidades, expectativas y el camino que recorre hasta la compra. La inversión en tecnología debe centrarse en el cliente, ajustarse a lo que este espera de la empresa y a sus necesidades, en lugar de esperar que sea él quien cambie para adaptarse a los nuevos procesos de la compañía.

Capital humano

Igual de importante es la experiencia de los empleados dentro de la organización. Es vital que conozcan a fondo la visión y misión de la compañía. Por otro lado, se tiene que invertir en su formación para que pierdan el temor a lo nuevo, tengan una mentalidad abierta y descubran por si mismos las ventajas de apoyarse en las nuevas herramientas.

Liderazgo

Los líderes deben ser promotores de la transformación y buscar un cambio profundo en la cultura empresarial. Tal como señala HBR, el cambio de actitud se da más fácilmente cuando los líderes muestran un compromiso con la transformación digital o se designa a gerentes específicos que estén a cargo de implementar el cambio. Cuando un superior cambia su forma de pensar es más sencillo moldear el comportamiento de quienes lo rodean y comunicarse de forma más efectiva. Incluso los empleados más renuentes al cambio suelen seguir a su líder debido al deseo natural de encajar.

Innovación

Un pensamiento innovador en la empresa es ingrediente indispensable dentro de las estrategias de transformación digital. La innovación brinda flexibilidad a los procesos que no pueden mantenerse estáticos ante un mercado en constante evolución y cambio. En ese sentido, apoyarse en expertos puede ser la mejor forma de atravesar un proceso de TD con éxito.

La transformación digital no es tener presencia en redes sociales, crear una app, una tienda en línea o implementar campañas de marketing digital. Tampoco se limita a adoptar nuevas herramientas tecnológicas, utilizar el Big Data, la nube o inteligencia artificial: la verdadera TD es un reto cultural para las empresas que deben comprender que la tecnología es un medio y no un fin, que les ayudará a brindar experiencias únicas y satisfacer las demandas siempre cambiantes del consumidor.


Comentarios

No hay comentarios.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *