Inicio » Ejecutivos » Robyn Denholm reemplaza a Elon Musk como presidenta del Directorio de Tesla
Martes 13 Noviembre, 2018

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado 619,06
Euro 723,82
UF 23.819,39
UTM 43.599,00
YUAN 0

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Destacados

Eventos

Próximos Eventos

14.NOV.2018

EE.UU.: AUTOMATION FAIR 2018

Próximos Eventos

14.NOV.2018

SANTIAGO, CHILE: ExpoChiletec 2018

Próximos Eventos

2.MAY.2019

SANTIAGO, CHILE: IoT Innovatech Latam 2019

Robyn Denholm reemplaza a Elon Musk como presidenta del Directorio de Tesla

Ejecutivos

Tesla - Robyn Denholm
Robyn Denholm, que ya es miembro del Directorio de Tesla, comenzará a trabajar en la compañía a tiempo completo después de que termine su período de preaviso de seis meses con Telstra.

 

  • El nombramiento forma parte del acuerdo de Musk con la SEC.
  • El fundador de la empresa seguirá siendo CEO y primer accionista.

Nueva York, EE.UU. 8 noviembre, 2018. Robyn Denholm será la nueva presidenta del Directorio de Tesla en sustitución de Elon Musk, forzado a salir como parte de un acuerdo con los supervisores para cerrar su investigación por manipulación del mercado. Denholm, actualmente directora de Tesla y CFO de la telecom australiana Telstra, lleva en Tesla desde 2014. Musk tuvo que dejar su cargo tras la investigación de la SEC (supervisor de los mercados en EE.UU.) sobre su anuncio en Twitter donde afirmaba que tenía financiamiento para sacar Tesla de Bolsa. Después del anuncio, las acciones de Tesla inmediatamente subieron.

Musk dijo que la demanda de la SEC era “injustificada”.

“Siempre he actuado en aras de la verdad, la transparencia y los inversionistas”, dijo. “La integridad es el valor más importante de mi vida y los hechos demostrarán que nunca comprometí esto de ninguna manera”.

Musk, que seguirá siendo CEO, llevaba presidiendo el Directorio de Tesla desde que lideró, en 2004, una inversión inicial de US$ 7,5 millones. “Robyn tiene experiencia tanto en el sector tecnológico como en el automóvil, y ha hecho contribuciones significativas al Directorio de Tesla, para ayudarnos a convertirnos en una empresa rentable”, afirmó Musk. “Espero trabajar más cerca de Robyn a medida que aceleramos hacia la llegada de la energía sostenible”.

Jay Dubow, socio de Pepper Hamilton y ex funcionario de la SEC, dijo que era “inusual” que la SEC aceptara dejar que Musk permaneciera como CEO, y que abandonara el rol de presidente.

Es sorprendente considerando “la conducta en cuestión, y si la SEC realmente pensó que era algo grave”, dijo Dubow. “El CEO está más involucrado que el presidente en las operaciones diarias”.

Sugirió que la SEC podría haber determinado que la eliminación de Musk como CEO causaría más daño al precio de las acciones de Tesla y, por lo tanto, perjudicaría a los inversionistas.

El analista de Barclays, Brian Johnson estimó que las acciones de Tesla tienen una prima de US$ 130, que podrían desaparecer si Musk se va.

La falta de independencia en el Directorio de Tesla ha sido objeto de críticas en los últimos años por parte de expertos en buen gobierno corporativo. Dentro del Directorio, de nueve miembros, estaban el hermano de Musk y varios fieles al empresario sudafricano, algunos de los cuales son directivos o inversionistas en SapeceX, la empresa de cohetes también dirigida por Musk.

La SEC demandó a Mausk después de afirmar en Twitter que tenía apoyo de inversionistas y financiamiento para excluir a Tesla de Bolsa a US$ 420 la acción (precio superior a la cotización de entonces). Según las acusaciones de la SEC, no había pactado financiamiento, ni avanzado negociaciones más allá de una breve reunión con representantes del fondo soberano saudí, ni contratado asesores para la operación ni contactado a los principales accionistas de Tesla.

Para cerrar el caso, Musk aceptó una multa de US$ 40 millones (repartida a partes iguales entre él y la empresa), la entrada de dos directores independientes y su dimisión como presidente, cargo que le estará vetado por tres años. Además, la empresa ha creado un comité para supervisar el cumplimiento del acuerdo, que incluye también un mayor control de las comunicaciones (incluido Twitter) de Musk y la cúpula de la empresa.


Comentarios

No hay comentarios.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *