Inicio » Infonews » Estos son los pocos trabajos que los robots no nos quitarán
Miercoles 14 Noviembre, 2018

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado 619,06
Euro 723,82
UF 23.819,39
UTM 43.599,00
YUAN

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Eventos

Próximos Eventos

14.NOV.2018

EE.UU.: AUTOMATION FAIR 2018

Próximos Eventos

14.NOV.2018

SANTIAGO, CHILE: ExpoChiletec 2018

Próximos Eventos

2.MAY.2019

SANTIAGO, CHILE: IoT Innovatech Latam 2019

Estos son los pocos trabajos que los robots no nos quitarán

Infonews

  • En los próximos 12 años, 800 millones de personas perderán sus puestos de trabajo debido a la automatización. Pero los peluqueros, enfermeras y artistas están a salvo por ahora.

EE.UU. 30 agosto, 2018. Mucho se ha escrito sobre la próxima “debacle de los robots” en lo que se refiere al mercado laboral. Los desarrollos tecnológicos en robótica e inteligencia artificial están avanzando a un ritmo vertiginoso. Los trabajadores humanos en campos que van desde la construcción hasta las finanzas ya están siendo reemplazados por sus contrapartes mecanizadas o digitales. Pero muchas más industrias se verán afectadas en la próxima década.

Un estudio realizado por McKinsey Global Institute en 2017 sobre 800 ocupaciones en 46 países reveló que para el año 2030, 800 millones de personas perderán sus empleos debido a la automatización. Eso es una quinta parte de la fuerza laboral mundial. Un tercio adicional de la fuerza laboral mundial tendrá que volver a capacitarse si quiere mantener también sus empleos actuales. Y observando los efectos de la automatización sólo en los empleos estadounidenses, los investigadores de la Universidad de Oxford encontraron que “47% de los trabajadores estadounidenses tienen una alta probabilidad de ver sus empleos automatizados en los próximos 20 años”.

La buena noticia es que, si bien las estadísticas anteriores son motivo de preocupación, también revelan que el 53% de los puestos de trabajo estadounidenses y cuatro quintas partes de los puestos de trabajo mundiales probablemente no se verán afectados por los avances en inteligencia artificial y robótica. ¿Pero cuales son esos campos? Según tres expertos en IA (inteligencia artificial), robótica y productividad humana las respuestas están en la creatividad, ingenio humano, empatia, emociones.

Creativos

“Aunque creo que todos los puestos de trabajo pueden beneficiarse y se beneficiarán por algún un nivel de inteligencia artificial o de influencia robótica, hay algunas funciones que, en mi opinión, nunca serán reemplazadas por la tecnología”, dice Tom Pickersgill, fundador y CEO de Broadstone, una plataforma de dotación de personal que aprovecha la inteligencia artificial y el aprendizaje automático para hacer coincidir a las personas que buscan trabajo con algunos de los mayores empleadores del Reino Unido.

Una categoría de trabajos que cae dentro de esta zona segura son los creativos, que incluyen artistas, cantantes y músicos. “Los seres humanos usan sus experiencias de vida, sus emociones y su creatividad para dar vida a las cosas. La robótica y la IA utilizan los datos para aprender y mejorar”, dice Pickersgill. “No creo que los datos puedan producir obras de arte genuinas que realmente atraigan a una audiencia a través de experiencias compartidas, ya sea una pintura, una melodía o una voz”.

Jefes de producción

Cuando se ejecuta una línea de producción, los problemas y los cuellos de botella son inevitables, y por lo general eso es algo malo. Pero en este caso, esos problemas inevitables salvarán empleos humanos porque sus soluciones requerirán ingenio humano, dice Mark Williams, jefe de producto de People First, que ofrece una plataforma de software para mejorar la productividad humana.

“Aunque las máquinas tienen la capacidad de armar cosas más rápido que cualquier humano, no poseen la analítica, la experiencia en el campo y el valioso conocimiento necesario para resolver los problemas de producción”, dice Williams, quien señala que si bien este tipo de trabajos serán altamente cualificados, también serán demandados.

Peluqueros

Mat Hunter, director del Laboratorio Central de Investigación, un espacio de co-trabajo enfocado en la tecnología y acelerador para startups tecnológicas, ha visto startups intentando crear todo tipo de nuevas tecnologías, lo que le ha dado una idea de lo que las máquinas pueden y no pueden hacer. Le ha llevado a creer que los trabajos como el humilde peluquero están más seguros de la automatización que los de contabilidad.

“Ha habido intentos de crear máquinas de corte de pelo en el pasado pero, con la excepción del corte de pelo, realmente requiere una destreza considerable que es difícil de automatizar”, dice Hunter. “Y de todos modos, las máquinas son malas para los chistes”.

Robots - trabajo

 

Terapeutas y trabajadores sociales

Otra carrera a prueba de automatización es la de ayudar a la gente a sanar la mente, dice Pickersgill. “La gente visita a los terapeutas porque hay una necesidad de apoyo emocional y guía. Esto sólo puede lograrse a través de la interacción humana real, a través de alguien que pueda empatizar y comprender, y que pueda ofrecer consejos basados en experiencias compartidas, y no sólo en una lógica basada en datos”.

Profesores

Los maestros son a menudo los héroes olvidados de nuestra sociedad. Están sobrecargados de trabajo y mal remunerados, pero se les encomienda una de las tareas más importantes que cualquier persona puede tener: fomentar el crecimiento de los jóvenes. La buena noticia para los maestros es que sus trabajos no se irán.

“Aunque la IA y la robótica indudablemente apoyarán a los maestros en sus funciones en los años venideros, no veo un día en el que a nuestros niños no les enseñe una persona”, dice Pickersgill. “Las habilidades de la gente, la empatía y la comprensión son fundamentales para crear jóvenes bien formados y emocionalmente seguros: sólo un humano puede lograr esto”.

Médicos y enfermeras

Los médicos y las enfermeras probablemente nunca verán que la automatización les quite el trabajo, dice Williams. Mientras que la automatización sin duda mejorará los tratamientos proporcionados por médicos y enfermeras, el hecho es que los robots no van a superar la capacidad de los trabajadores de la salud para conectarse con los pacientes y hacer que se sientan comprendidos de la forma en que un humano puede hacerlo.

“En la salud, los trabajadores necesitan inteligencia social para conectarse con los pacientes. Incluso nuestros robots más sofisticados sólo pueden pretender construir relaciones, empatizar o mostrar otras formas de inteligencia emocional para crear conexiones personales con la gente”, dice Williams.

Robots y trabajo

 

Cuidadores

Mientras que a los humanos les parecería bien que los robots voltearan sus hamburguesas y que la inteligencia artificial manejara sus finanzas, estar cómodo con un robot que cuide a sus hijos o cuidando a su madre anciana es una pregunta mucho más grande. Y eso sin mencionar el hecho de que incluso los robots más avanzados de hoy en día no tienen la destreza física para realizar los movimientos y acciones que los cuidadores hacen todos los días.

Pero incluso si los robots pudieran ser tan ágiles como un humano y mecer a un bebé llorando para que duerma en sus brazos o ayudar a un anciano a cambiarse de ropa, Pickersgill sigue pensando que los cuidadores están a salvo de la automatización porque los humanos simplemente no pueden sentirse cómodos siendo cuidados por los robots. “La gente quiere que la gente la cuide. La soledad es un problema importante, especialmente para los ancianos, y la razón es porque como humanos, anhelamos la interacción humana”, dice Pickersgill. Los robots, por su propia naturaleza, nunca podrían proporcionar esa interacción humana. “Tanto emocional como físicamente, los cuidadores humanos son absolutamente vitales para garantizar la felicidad, la comodidad y el bienestar mental”, dice Pickersgill, lo que significa que sus trabajos estarán seguros en un futuro previsible.

Aunque esta lista no es exhaustiva, proporciona información sobre las cualidades comunes de las carreras que están a salvo de la automatización por el momento. Estas carreras son aquellas en las que es esencial comprender la condición humana (artistas, terapeutas y trabajadores sociales), la capacidad de adaptarse a cambios matizados e imprevistos (peluqueros y jefes de producción) y la capacidad de relacionarse y empatizar con las personas (profesores y médicos y enfermeras). Hasta que la inteligencia artificial y los robots puedan replicar esas cualidades, aquellos que buscan seguridad laboral en el futuro pueden querer considerar las carreras anteriores o similares.

Robots y trabajo


Comentarios

1 comentario
  • Y qué pasa con disciplinas como la Ingeniería?, Cuál especialidad tendrá mejor ventaja comparativa en el futuro?
    Y los abogados?, cuál sería el impacto en el ejercicio de la profesión en relación a IA y a la robotización y digitalización?

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *