Inicio » Infonews » Una fábrica producirá réplicas de partes del cuerpo humano para que los cirujanos puedan practicar
Martes 17 Julio, 2018

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado 619,06
Euro 723,82
UF 23.819,39
UTM 43.599,00
YUAN 0

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Links Auspiciados

Chorrillana Estudio

Verdadera innovación, pasion por la tecnologia.

Pebble

El SmartWatch que lo mantiene siempre conectado

Roku

La mejor TV de streaming a su alcance

Monitor Samsung curvo de 27”

Una increíble pantalla curva para disfrutar de la mejor experiencia envolvente

Destacados

Una fábrica producirá réplicas de partes del cuerpo humano para que los cirujanos puedan practicar

Infonews

Biomodex - Thomas Marchand
Thomas Marchand, CEO de Biomodex.

Paris, Francia. 18 junio, 2018. Los cirujanos ahora pueden tener un modelo impreso en 3-D del corazón de su paciente en sus manos el día antes de una operación o pueden verificar el tamaño de un coágulo de sangre en el cerebro usando una réplica impresa en 3-D. Esta tecnología se está utilizando en algunos hospitales de todo el país, dando a los médicos una manera de probar los procedimientos quirúrgicos antes de operar realmente al paciente. Es un método que puede reducir el tiempo de planificación y potencialmente reducir el riesgo, y dentro del próximo año Estados Unidos también tendrá su primera fábrica de impresión de órganos humanos en 3-D.

La compañía de dispositivos médicos Biomodex, con sede en París, anunció que recaudó US$ 15 millones para el proyecto de dos empresas de inversión europeas. Planea abrir la fábrica en el área de Boston dentro del próximo año dijo, Carolyn DeVasto, vicepresidenta global de comercialización de Biomodex.

“Nuestro objetivo es realmente mejorar los resultados de los pacientes mediante la reducción de riesgos”, aseguró DeVasto.

El año pasado la empresa abrió su primera fábrica en París. Cirujanos de todo el mundo ya han comenzado a utilizar el servicio enviando las tomografías computarizadas (CT scans) o las resonancias magnéticas de los pacientes antes de la cirugía. Por lo general, una réplica puede demorar de cinco a siete días en llegar a los Estados Unidos, pero después de que la fábrica abra sus puertas en Boston, se anticipa que el tiempo de respuesta se reducirá significativamente.

“Nuestras soluciones ayudarán a los cirujanos a elegir el mejor dispositivo médico y la mejor estrategia operativa para reducir los riesgos y mejorar los resultados médicos y financieros”, dijo Thomas Marchand, director ejecutivo de Biomodex.

Cuando las instalaciones abran, los médicos podrán ordenar réplicas de órganos desde la ubicación de Boston, pero algunos hospitales están eligiendo simplemente comprar sus propias impresoras 3D. Los médicos del Baystate Medical Center en el oeste de Massachusetts ya están usando su propia impresora 3D interna para cirugías que son particularmente complicadas, como reconstrucciones faciales, en las que imprimen mandíbulas después de lesiones traumáticas. Los médicos incluso utilizan las réplicas para educar a los pacientes, explica el Dr. Michael Yunes, jefe de la división de oncología radioterápica del hospital.

“Hay algo especial en poder darle a un paciente una réplica de su anatomía en tres dimensiones que pueda girar y mirar”, dijo. Por lo general, hace dos copias, una que el paciente puede llevarse a su casa y otra para su propia biblioteca.

Yunes utiliza réplicas impresas en 3-D de los tumores y del tejido que los rodea para asegurarse de que los pacientes conozcan los riesgos de la cirugía.

“Tendré su tumor real, su anatomía impresa de una tomografía computarizada o de una resonancia magnética, para poder llevarles físicamente una copia de su cerebro con el tumor cerebral y mostrarles exactamente donde está”, aseguró Yunes. Si un tumor está cerca de un nervio o cerca del tronco encefálico, puede mostrarlo físicamente en el modelo, lo cual dijo que es mucho más efectivo que tratar de explicarlo con palabras.

Biomodex - aneurisma cerebral impreso en 3-D en una estación de detención.
Un aneurisma cerebral impreso en 3-D en una estación de detención.

El cirujano pediátrico Kevin P. Moriarty dijo que la impresión en 3D le ayuda a planificar la cirugía en el hospital de Massachusetts. En un caso memorable, usó un modelo para ayudar a averiguar cómo extirpar un quiste grande que estaba adyacente al corazón de un niño.

“Creo que nos ahorra tiempo porque nos entrega una ruta para planificar mejor lo que tenemos que hacer”, dijo Moriarty.

“Cualquier cosa que se pueda hacer para mejorar la calidad de la atención de un paciente vale el esfuerzo”, dijo Yunes.

DeVasto dice que los órganos sintéticos de Biomodex probablemente superarán a otros debido a un algoritmo patentado que hace que los tejidos se sientan y actúen como si fueran reales. Además, los modelos se bombean con sangre sintética.

“De modo que cuando el médico realice la intervención, obtendrá la misma fricción vascular, pero también la misma rigidez y flexibilidad en diferentes áreas causadas por el tejido circundante”, dijo. “Es una experiencia muy realista.”


Comentarios

No hay comentarios.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *