Inicio » Negocios » Proyección de crecimiento 2018 sube a 3,4%
Viernes 20 Abril, 2018

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado 619,06
Euro 723,82
UF 23.819,39
UTM 43.599,00
YUAN 0

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Links Auspiciados

Chorrillana Estudio

Verdadera innovación, pasion por la tecnologia.

Pebble

El SmartWatch que lo mantiene siempre conectado

Roku

La mejor TV de streaming a su alcance

Monitor Samsung curvo de 27”

Una increíble pantalla curva para disfrutar de la mejor experiencia envolvente

Destacados

Eventos

Próximos Eventos

23.ABR.2018

MIAMI, EE.UU.: eMerge Americas 2018

Próximos Eventos

27.ABR.2018

SANTIAGO, CHILE: The Annual HR Conference

Próximos Eventos

8.MAY.2018

Miami, EE.UU.: Exchange Summit Americas 2018

Próximos Eventos

11.MAY.2018

Do! Smart City Temuco 2018

Próximos Eventos

6.JUN.2018

MEXICO: ExpoMED 2018

Próximos Eventos

8.JUL.2018

HONG KONG: RISE 2018

Próximos Eventos

11.JUL.2018

SANTIAGO, CHILE: LatAm IoT & Tech Forum 2018

Próximos Eventos

6.SEP.2018

SANTIAGO, CHILE: Leadership Conference

Proyección de crecimiento 2018 sube a 3,4%

Negocios

  • La mayor fuerza que toma la economía no es tan sólo por efecto de las bajas bases de comparación en el primer semestre asociadas al sector minero.

Santiago, Chile. 19 marzo, 2018. Las Cuentas Nacionales divulgadas hoy por el Banco Central tienden a confirmar que la economía chilena transita en un nítido proceso de recuperación, completando tres trimestres consecutivos en que el PIB acelera su crecimiento interanual. Esta aceleración ha sido superior a las estimaciones preliminares e incluso a las cifras previamente reportadas por el instituto emisor y corregidas en esta versión de cierre 2017.

En efecto, el crecimiento del PIB en el cuarto trimestre fue de 3,3% en lugar de 2,9%, y el del segundo trimestre de 2,5% en vez de 2,3%. El segundo trimestre, en tanto, fue revisado a la baja (desde 1% a 0,5%), al igual que el PIB de 2016, que finalmente quedó en un 1,3%.

El panorama general ha dejado de mostrar la debilidad detectada en el primer semestre del año 2017 y aparecen síntomas más claros de una recuperación del consumo de bienes no durables, el cual está estrechamente ligado a comportamiento del ingreso de los hogares y masa salarial, y de la inversión en maquinaria y equipo, que tiene un menor grado de inercia en relación a la inversión en construcción. También aparece con más nitidez el cambio en la trayectoria de los inventarios, los que han comenzado a tener una incidencia positiva en el crecimiento económico, luego de un prolongado período de ajustes negativos, en respuesta a mejores percepciones de negocios y actividad económica en general.

CCS - Recuperacion De Consumo De Bienes No Durables

La mayor fuerza que toma la economía no es tan sólo por efecto de las bajas bases de comparación en el primer semestre asociadas al sector minero. Se aprecia también una recuperación importante en los sectores no mineros, en los que el crecimiento repuntó a 3% interanual en el cuarto trimestre, desde un 1,4% en el segundo y 1% en el primero.
La recuperación del ciclo económico debería seguir afianzándose en los próximos trimestres, en la medida que la inversión recupere tracción también en el área de la construcción y pueda haber algún grado de mejoría en las exportaciones. Por ello, nuestras estimaciones de crecimiento para el año 2018 han sido corregidas a 3,4%, desde el 3,1% previsto anteriormente.

Los aspectos más relevantes de las cuentas del cuarto trimestre son resumidamente los siguientes:

  • Una recuperación por segundo trimestre consecutivo en la inversión en maquinaria y equipo, la cual marcó un repunte de 10,8% interanual (8,1% en tercer trimestre). La inversión en construcción moderó su ritmo de caída en 12 meses a sólo -1,7%, pero tuvo en alza de 24% respecto del trimestre anterior. Nuestras proyecciones apuntan a una recuperación de la inversión en 2018 (4,5%), con sesgo al alza, de la mano con la recuperación del ciclo de baja en 2016-2017 que estuvo asociado al nuevo tratamiento tributario en las compras de viviendas nuevas.
  • Un aumento de 2,7% en el consumo de bienes no durables, que representan el 81% del consumo de bienes, y una moderación en el consumo de no durables a 7,8% (12,2% en el tercer trimestre, conforme a las previsiones preliminares de la CCS. El consumo de servicios de los hogares aceleró significativamente su trayectoria, marcando un crecimiento de 2,4%, desde un 0,7% en el tercero.
  • Un importante aumento por cuarto trimestre consecutivo en los inventarios, tal como había sido advertido preliminarmente por la CCS, tras una prolongada y acentuada caída de este tipo de activos en las empresas. La contribución al crecimiento fue de 0,9 puntos porcentuales, superando largamente el promedio de -0,1% observado para el mismo trimestre de los años entre 2013 y 2016.
  • Una recuperación muy pronunciada en las importaciones, las que crecieron en 5,2% real interanual en el cuarto trimestre (2% en el tercero), provocado por un importante aumento en los quantum de bienes intermedios (18% en 12 meses), y bienes de capital. (6,6%). Este ritmo de aumento en las importaciones es coherente también con el reequipamiento de inventarios.

Las exportaciones, por su parte, que siguen estando algo rezagadas, mostraron al cierre de año por segundo trimestre consecutivo cifras en azul (alza de 2,5% interanual). Las exportaciones industriales, que representan algo menos del 40% de las exportaciones de bienes, debilitaron su expansión a 2,2%, desde un 4,1% en el trimestre previo, y las exportaciones de servicios fueron desilusionantes, al mostrar un alza marginal de 0,1% (7,2% en el tercer trimestre).

  • El análisis de las cifras sectoriales muestra con claridad este mejor panorama. El Comercio aceleró su crecimiento a un record de 4,7% en el cuarto trimestre, Comunicaciones y servicios de información a 4,9%, Electricidad, gas y agua a 5,8% y Servicios personales a 4,1%. Sólo un sector presentó un peor resultado, Agricultura-silvicultura, con un descenso de -0,7%.

En definitiva, la actividad económica mejoró significativamente su ritmo de crecimiento durante el cuarto trimestre, apuntalado por el consumo de bienes no durables, de servicios, la recuperación de inventarios y la mayor inversión en maquinaria y equipo. A nuestro parecer, están dadas las condiciones para continuar en un escenario de mayor crecimiento, en el que repunte de las inversión en construcción y también de las exportaciones, podrán configurar para 2018 un crecimiento que se acerque al potencial de la economía.

CCS - PIB volumen a precios año anterior encadenado


Comentarios

No hay comentarios.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *