Inicio » Negocios » Para fines de 2017 todos los buses de Shenzhen serán eléctricos
Domingo 21 Enero, 2018

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado 619,06
Euro 723,82
UF 23.819,39
UTM 43.599,00
YUAN 0

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Links Auspiciados

Chorrillana Estudio

Verdadera innovación, pasion por la tecnologia.

Pebble

El SmartWatch que lo mantiene siempre conectado

Roku

La mejor TV de streaming a su alcance

Monitor Samsung curvo de 27”

Una increíble pantalla curva para disfrutar de la mejor experiencia envolvente

Destacados

Eventos

Próximos Eventos

30.ENE.2018

CDAO México 2018

Próximos Eventos

11.FEB.2018

DUBAI, EAU: World Government Summit 2018

Próximos Eventos

21.MAR.2018

SANTIAGO, CHILE: Mininn summit 2018

Próximos Eventos

6.ABR.2018

SANTIAGO, CHILE: Next Generation Enterprise

Próximos Eventos

27.ABR.2018

SANTIAGO, CHILE: The Annual HR Conference

Próximos Eventos

8.JUL.2018

HONG KONG: RISE 2018

Próximos Eventos

6.SEP.2018

SANTIAGO, CHILE: Leadership Conference

Para fines de 2017 todos los buses de Shenzhen serán eléctricos

Negocios

  • Los 16.000 buses de Shenzhen serán completamente reemplazados por buses eléctricos antes de fin de año.
  • De ser un pequeño grupo de pueblos pesqueros hace 40 años a una metrópolis en camino a un hito mundial, Shenzhen ha llegado más lejos, y más rápido que la mayoría de las ciudades.

Shenzhen, China. 14 diciembre, 2017. Hasta hace poco, la mayoría de los miles de buses en las carreteras de la megaciudad china de Shenzhen de 12 millones de habitantes funcionaba con diésel. Pero en 2011, mucho antes que muchas otras ciudades del mundo, Shenzhen lanzó su primer piloto de buses totalmente eléctricos. A fines de 2017, toda la flota de la ciudad -16.000 buses- se habrá cambiado a electricidad, lo que la convertirá en la primera ciudad del mundo en alcanzar ese objetivo.

La escala del esfuerzo lo hace aún más impresionante. La flota de buses más grande de los EE.UU., en la ciudad de Nueva York, tiene alrededor de 5.800 buses. Shenzhen tiene más buses que Nueva York (5.773) y las otras 4 principales flotas de buses combinadas en norteamérica, en Los Angeles (2.328), Nueva Jersey (2.212), Chicago (2.164), y Toronto, Canada (1.926). La ciudad tuvo que desarrollar una nueva red de miles de puestos y estaciones de carga y encontrar maneras de manejar el costo de reemplazar cada bus diesel.

El cambio fue impulsado por el gobierno nacional y local, que ofrecieron subsidios que equiparan el alto costo de los buses eléctricos con los buses regulares. (Los costos también disminuyen a medida que disminuye el costo de las baterías de iones de litio). Es parte de un esfuerzo para resolver el problema del smog en el país y cumplir los objetivos para reducir las emisiones de carbono. También es parte de un esfuerzo por hacer de China un líder en la fabricación de “vehículos de nueva energía”.

“China quiere tener una fuerte industria de buses eléctricos, por lo que ponen mucho empeño en la innovación y la tecnología”, dice Xiangyi Li, pasante de transporte y clima en el Ross Center for Sustainable Cities en la organización de investigación World Resources Institute. Li visitó Shenzhen y uno de los operadores de autobuses de la ciudad, Shenzhen Bus Group, para estudiar cómo se está implementando el sistema.

Shenzhen - buses electricos - BYD
La flota de buses eléctricos de Shenzhen se compone de autobuses locales de 10 a 12 metros y buses de 8 metros, que funcionan como enlaces de conexión o brindan servicios suburbanos.

Un fabricante de buses eléctricos con sede en Shenzhen, BYD (“Build Your Dreams”), que también es uno de los fabricantes de baterías de iones de litio más grandes del mundo, ahora vende vehículos en 50 países. En 2016, superó a Tesla para convertirse en el mayor fabricante de vehículos eléctricos del mundo. En Shenzhen, produjo el 80% de los nuevos buses de la ciudad.

Sin el costo del combustible, los nuevos buses son más económicos de operar que los buses diesel. También son más baratos de mantener. Los operadores de autobuses también están experimentando con nuevos modelos comerciales para administrar el costo del cambio. “Además del subsidio, están usando otros modelos financieros para hacerlo sostenible”, dice Li.

Los fabricantes de buses, en algunos casos, son responsables del mantenimiento de las baterías, de los buses diesel desarmados y, a veces, de la instalación de puestos o estaciones de carga, que se colocan en los depósitos de buses y en la primera y última parada de algunas rutas. Todos los actores involucrados, desde los fabricantes de la estación de carga hasta la empresa eléctrica, se reunieron para descubrir cómo distribuir el riesgo de una manera justa para implementar rápidamente la nueva tecnología. Para 2015, había 3.600 buses eléctricos en las calles de la ciudad y 9.000 en 2016. Actualmente hay 15,000, y los 1,000 restantes estarán en uso para fin de mes. (Como comparación, en todos los EE.UU. solo 300 de los 65.000 autobuses son actualmente eléctricos).

Shenzhen - buses electricos - BYD
Estos nuevos buses interurbanos estarán equipados con funciones de seguridad tales como cámaras CCTV y Sistema de Posicionamiento Global (GPS) para la vigilancia de los buses.

Para los pasajeros, más allá de la ventaja de no tener que esperar en las calles donde los buses contaminan con los gases de los motores diesel, los buses eléctricos ofrecen un mejor viaje. “Cuando el autobús se detiene, no hay ruido en absoluto”, dice Li.

Los buses son parte de un plan que comenzó a limpiar el aire en la ciudad. Hace una década, Shenzhen pasó aproximadamente la mitad de los días del año envuelta en smog. Para 2016, el número de días nublados había bajado a 27. Parte de la electricidad utilizada para alimentar los autobuses proviene del carbón, aunque las plantas de carbón distantes no afectan directamente la salud local, y aunque China no ha cambiado completamente a la energía renovable, se espera que los nuevos buses reduzcan las emisiones de CO2 en un 48% en comparación con el diesel. La ciudad no se detendrá en los buses; para 2020, todos los taxis de Shenzhen también serán eléctricos, junto con un número creciente de automóviles y camiones.


Comentarios

No hay comentarios.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *