Inicio » Infonews » Japón reemplazará el dinero en efectivo con moneda digital J-coin
Sábado 16 Diciembre, 2017

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado 619,06
Euro 723,82
UF 23.819,39
UTM 43.599,00
YUAN 0

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Links Auspiciados

Chorrillana Estudio

Verdadera innovación, pasion por la tecnologia.

Pebble

El SmartWatch que lo mantiene siempre conectado

Roku

La mejor TV de streaming a su alcance

Monitor Samsung curvo de 27”

Una increíble pantalla curva para disfrutar de la mejor experiencia envolvente

Destacados

Eventos

Próximos Eventos

30.ENE.2018

CDAO México 2018

Próximos Eventos

11.FEB.2018

DUBAI, EAU: World Government Summit 2018

Próximos Eventos

8.JUL.2018

HONG KONG: RISE 2018

Japón reemplazará el dinero en efectivo con moneda digital J-coin

Infonews

Japon - Jcoin

  • Un consorcio de bancos japoneses está ultimando los detalles finales para lanzar esta nueva moneda digital nacional, con el propósito de liberar a los ciudadanos del uso de dinero en efectivo.
  • Recientemente, Japón se ha vuelto a convertir en el mercado de intercambio Bitcoin más grande con una participación del 50,75 % del mercado global el Bitcoin.

Tokio, Japón. 28 septiembre, 2017. La creación de esta criptomoneda correspondería en realidad a la intención de solucionar un problema de logística y tradiciones arraigadas en Japón, donde el intercambio de efectivo físico representaría actualmente el 70% de todas las transacciones por valor realizadas en Japón.

Lo que deriva en un incremento de costos para los bancos y los gobiernos, ya que deben manejar, transportar y auditar grandes cantidades de dinero real en efectivo, mientras que las autoridades se arriesgan a perder ingresos tributarios importantes, por la facilidad de evadir el pago de impuestos con transacciones difíciles de rastrear.

La J-Coin, respaldada por el Banco Central de Japón, el Mizuho Financial Group y el Japan Post Bank, tendría la meta de ser lanzada a la población justo a tiempo para el inicio de los Juegos Olímpicos en ese país, el próximo año 2020 y entre los interesados actualmente en el proyecto se encontrarían unas 70 entidades financieras regionales.

El consorcio de bancos detrás de este proyecto estima que la creación de la J-Coin podria representar una inyección de US$ 90 millones a la economía nacional, sin tener los riesgos de volatibilidad del Bitcoin y otras similares.

La J-Coin se convertirá en yenes, por medio de una aplicación para smartphones y utilizando códigos QR que se escanearán en las tiendas, explicó una portavoz del grupo financiero Mizuho.

“Creo que esta moneda electrónica está un paso por delante de las tarjetas de débito y crédito, porque, cuando se utilizan estas tarjetas, las tiendas pagan alguna tasa”, declaró Yasuhiro Sato, presidente y CEO de Mizuho Financial Group.

Los pagos con J-Coin estarían libres de tarifas tanto en el pago como en las transferencias nacionales, mientras que el costo del envío de dinero a nivel internacional sería menor. Los bancos y empresas que usen la moneda electrónica recibirán a cambio información de los patrones de compra de los usuarios, datos valiosos para la elaboración de sus futuras estrategias.

Hironori Kamezawa, responsable de información en MUFG, declaró la semana pasada en la conferencia FinSum en Tokio que los bancos japoneses se están tomando en serio la amenaza de la revolución digital.

Actualmente, una de las grandes instituciones financieras del país, Mitsubishi UFJ Financial Group, está probando moneda MUFG, que se basa también en Blockchain. Unos 1.600 de los empleados de la empresa ya lo utilizan como una forma de pagar los gastos de negocios, por ejemplo. Ha habido conversaciones sobre si la moneda MUFG podría unirse a la iniciativa J-Coin, pero aún no se ha decidido nada.

Varios de los mayores bancos japoneses han advertido al Gobierno y los reguladores sobre el peligro que supone que Alibaba haya lanzado recientemente su servicio Alipay en algunas ciudades, entre ellas Tokio, lo que, tal y como argumentan, permitirá que se manden a China los datos de los consumidores japoneses.

Su intención es demostrar la capacidad financiera y tecnológica de Japón en los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio, cuando se espera que visiten el país cientos de miles de turistas. Sato añadió que todo saldría mejor si todos los bancos colaborasen en el proyecto. “No deberíamos apropiarnos de la idea, debemos contar con una innovación abierta”.


Comentarios

No hay comentarios.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *