Inicio » Columnas » “La billetera fiscal”
Sábado 16 Diciembre, 2017

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado 619,06
Euro 723,82
UF 23.819,39
UTM 43.599,00
YUAN 0

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Links Auspiciados

Chorrillana Estudio

Verdadera innovación, pasion por la tecnologia.

Pebble

El SmartWatch que lo mantiene siempre conectado

Roku

La mejor TV de streaming a su alcance

Monitor Samsung curvo de 27”

Una increíble pantalla curva para disfrutar de la mejor experiencia envolvente

Destacados

Eventos

Próximos Eventos

30.ENE.2018

CDAO México 2018

Próximos Eventos

11.FEB.2018

DUBAI, EAU: World Government Summit 2018

Próximos Eventos

8.JUL.2018

HONG KONG: RISE 2018

“La billetera fiscal”

Columnas

econsult - jose ramon valente
Por José Ramón Valente, socio y director ejecutivo de Econsult.
Santiago, Chile. 4 agosto, 2017. Si el fisco chileno fuera una familia como la suya o la mía, ¿cómo evaluaríamos la gestión financiera del jefe de las finanzas familiares? Básicamente haríamos dos simples preguntas: 1) ¿Los gastos familiares se han ajustado a los ingresos o por el contrario han crecido mucho más que estos? 2) ¿Cuánta deuda tenía la familia al inicio de la gestión del jefe de hogar y cuánta tiene ahora?

Si evaluamos la gestión de actual gobierno bajo estos simples parámetros de economía familiar y sentido común, los resultados son desastrosos. En los cuatro años de gestión del gobierno de Bachelet, los gastos del fisco superarán en más de US$24 mil millones a los ingresos fiscales. Esto sin ni siquiera tomar en cuenta que el jefe de las finanzas del país le cortó la mesada a la dueña de casa y a los hijos para financiar parte de esos gastos (reforma tributaria). Respecto de la segunda pregunta la cosa no es nada mejor. La deuda del sector público (neta de la plata que tenemos disponible en los fondos soberanos) subirá más de US$ 22.000 millones durante los cuatro años de la gestión compartida de los ministros Arenas y Valdés.

Los hijos y la dueña de casa le han venido reclamando al jefe de las finanzas del hogar por la evolución de la situación financiera de la familia. Hasta ahora el ministro Valdés había mostrado un cierto pudor ante la abundante evidencia del deterioro de las finanzas públicas del país. Sin embargo, esta semana Valdés golpeó la mesa y menos mal que no se rompió porque no hay plata para reponerla. El ministro dijo que el gobierno anterior también había hecho un mal manejo de las finanzas públicas. La reacción del ministro es bastante infantil. Cuando nuestros hijos se portan mal, se excusan diciendo que todos sus compañeros hicieron lo mismo. Los padres respondemos: ¿Si todos se tiran por el precipicio, tú también te vas a tirar? Pero la pataleta del ministro Valdés es aún peor porque sus argumentos no son ciertos. Su gobierno es el único que ha tirado a Chile por el precipicio fiscal en los últimos 30 años.

Los ingresos del gobierno de Piñera, superaron a los gastos el equivalente a un 0,4% del PIB 2017 (superávit fiscal), mientras que durante el actual gobierno los gastos han superado a los ingresos en el equivalente a un 9,7% del PIB 2017. Por su parte, la deuda del sector público disminuyó en casi tres mil millones de dólares, mientras que durante el actual gobierno la deuda neta se incrementó en más de US$ 22.000 millones. Valdés argumenta que los ingresos durante este gobierno crecieron menos que lo proyectado por el gobierno anterior. ¿Por qué entonces ministro aumentaron tanto los gastos si no tenía plata para financiarlos?

Los hijos siempre quieren todo. Pero cuando el jefe de familia abre la billetera como lo hizo el actual gobierno las cosas siempre terminan mal. Al principio están contentos. Pero cuando se dan cuenta que la deuda familiar sube sin parar, ellos mismos son los que deciden encarar al jefe de familia y pedirle que devuelva la billetera. Las encuestas indican que los chilenos están listos para hacer lo mismo con el gobierno de la NM en noviembre.


Comentarios

No hay comentarios.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *