Inicio » Seguridad » Presidenta Bachelet presenta Política Nacional de Ciberseguridad
Lunes 21 Enero, 2019

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado 619,06
Euro 723,82
UF 23.819,39
UTM 43.599,00
YUAN

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Eventos

Próximos Eventos

28.ENE.2019

ISRAEL: Tel Aviv Startup Challenge 2019

Próximos Eventos

31.ENE.2019

SANTIAGO, CHILE: LatAm Blockchain Forum 2019

Próximos Eventos

11.ABR.2019

CHILE: eCommerce Day Santiago 2019

Próximos Eventos

2.MAY.2019

SANTIAGO, CHILE: IoT Innovatech Latam 2019

Presidenta Bachelet presenta Política Nacional de Ciberseguridad

Seguridad

  • Bachelet: “La seguridad en el ciberespacio es un componente vital para la paz y el resguardo internacional”.
  • La mandataria se refirió además al “juego” de la ballena azul, y la importancia de concientizar y educar a la población sobre riesgos y buenas prácticas en el mundo digital.

Santiago, Chile. 27 abril, 2017. El día de hoy la Presidenta Michelle Bachelet presentó la nueva Política Nacional de Ciberseguridad, la que busca velar por la seguridad de las personas y de la información en el ciberespacio.

¿En qué consiste esta iniciativa?

Según detallan desde el CICS (Comité Interministerial sobre Ciberseguridad), la iniciativa se divide en múltiples ejes: de infraestructura de la información; prevención persecución y sanción del cibercrimen; sensibilización, formación y difusión en el ámbito; cooperación y relaciones internacionales; desarrollo industrial y productivo en ciberseguridad, e institucionalidad de la ciberseguridad.

Infraestructura de la información. A través del primer eje de la nueva política del CICS, se buscará la “creación de mecanismos para reportar incidentes en la web, definir requisitos y estándares de seguridad, establecer medidas para enfrentar incidentes” y “diseñar planes de contingencia”.

Politica Nacional Ciberseguridad - Michelle Bachelet
El combate a los ciberdelitos y otras amenazas en las redes digitales no pueden convertirse en excusas para atropellar derechos humanos como la privacidad y la libertad de expresión”, concluyó Bachelet.

“La seguridad en el ciberespacio se ha convertido en un componente vital para la paz y la seguridad internacional” expuso la mandataria. “La discusión sobre ciberseguridad resulta esencial para el desarrollo y el fortalecimiento de los valores de la democracia, el respeto al derecho internacional y la protección de los derechos fundamentales de las personas”.

La Política Nacional de Ciberseguridad, indica, es “una hoja de ruta con un horizonte de mediano y largo plazo”.

La iniciativa fue construida tras un profundo debate con todos los actores involucrados y sometida a un proceso de participación de la sociedad civil.

Entre sus ejes, indicó, está contar con una infraestructura de la información capaz de resistir y recuperarse en caso de ataques e incidentes de ciberseguridad. “Ello implica establecer un marco normativo y de obligaciones sobre las infraestructuras críticas de Chile, incorporando adecuadamente la gestión de riesgos y estableciendo protocolos para cada caso”. Además, agrega la mandataria, es importante incorporar la dimensión de ciberseguridad en el Sistema Nacional de Emergencias.

En Chile, siete de diez personas, de todas las edades, hoy no sólo buscan información o participan en las redes sociales, sino que realizan numerosos trámites bancarios, hacen compras en línea, obtienen certificados de nacimiento, pagan sus impuestos, agendan horas médicas o gestionan alguno de los miles de trámites registrados en ChileAtiende.

Según Luciano Ahumada, director de la Escuela Informática y Telecomunicaciones UDP, “lo anunciado responde a una hoja de ruta generalista en su construcción y planificación. Muchos de sus hitos se han escuchado desde antes del año 2004 en diferentes alocuciones que han realizado representantes de gobierno en foros o reuniones internacionales (como aquellos de la UIT, incluso en marco de compromisos) que no han logrado concretizarse de forma debida. Esperamos que vaya más allá de una nueva declaración de intenciones como han sido las numerosas propuestas vistas con el correr de los años, dejadas de lado por carecer de prioridad o espectacularidad mediática en los gobiernos de turno”.

La economía digital nacional creció en torno al 11% en el bienio 2014-2015, pasando de US$ 34.127 millones a US$ 39.485 millones. Y en nuestro país, la modernización del Estado, del mercado y de la sociedad en su conjunto, se ha focalizado en la promoción del uso intensivo de tecnologías digitales.

Otros ejes serán el velar por los derechos de las personas en el ciberespacio, desarrollar en Chile una cultura de la ciberseguridad que contemple no sólo a los actores públicos y empresariales, sino también a los ciudadanos y ciudadanas respecto de las prácticas digitales, y promover el desarrollo de una industria de la ciberseguridad y el desarrollo de capital humano avanzado en ciberseguridad.

“Esta política propone una serie de medidas para concientizar y educar a la población sobre riesgos y buenas prácticas en el mundo digital, con especial foco en las personas más vulnerables, como por ejemplo los niños y niñas y las personas mayores”, explicó. “Hoy día, también, uno de los temas que estaba más en las noticias es este ‘Juego de la Ballena Azul’ y el efecto que estaba teniendo en muchos países del mundo en los jóvenes“.

Objetivos

Esta medida tiene cinco objetivos o ejes esenciales: primero, contar con una infraestructura de la información capaz de resistir y recuperarse en caso de ataques e incidentes de ciberseguridad; segundo, velar por los derechos de las personas en el ciberespacio; tercero, desarrollar en Chile una cultura de la ciberseguridad, que contemple no sólo a los actores públicos y empresariales, sino también a los ciudadanos y ciudadanas respecto de las prácticas digitales.

“Estas son pequeñas acciones personales, pero que son esenciales para lo que llamaríamos nuestra ‘higiene digital’, e impiden, o al menos dificultan, que terceras personas, ya sean delincuentes o no, accedan a la información que almacenamos o que puedan usar esa información sin nuestro consentimiento”, valoró.

Asimismo, explicó que “esta política propone una serie de medidas para concientizar y educar a la población sobre riesgos y buenas prácticas en el mundo digital, con especial foco en las personas más vulnerables, como por ejemplo los niños y niñas y las personas mayores”.

El cuarto eje de la política es avanzar en conjunto con los organismos internacionales y “nuestros países amigos en los desafíos”, señaló, que se nos presentan; y el quinto eje es promover el desarrollo de una industria de la ciberseguridad, que permita posicionar a Chile de mejor manera en la región, aprovechando las ventajas estratégicas.

“También estamos firmando, en este mismo acto, el decreto que promulga el Convenio de Budapest sobre Cibercrimen, cuyo principal objetivo es el desarrollo de una política criminal común frente al ciberdelito. Y éste es un importante avance en la homologación de los procedimientos para enfrentar este tipo de delitos, encontrar a los culpables y castigarlos como corresponde”, comentó.

Al finalizar su discurso, la máxima autoridad nacional afirmó que “seguridad y libertad son conceptos complementarios entre sí, y el combate a los ciberdelitos y otras amenazas en las redes digitales no pueden convertirse en excusas para atropellar derechos humanos como la privacidad y la libertad de expresión”.

“Chile, a través de esta política, traza un recorrido, yo diría, responsable, democrático y justo para el desarrollo no sólo de las interacciones en el ciberespacio sino también para garantizar los derechos de las personas y el desarrollo integral en un mundo crecientemente abierto y digital”, completó.


Comentarios

No hay comentarios.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *