Inicio » Columnas » “Las cuatro libertades”
Domingo 25 Junio, 2017

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado619,06
Euro723,82
UF23.819,39
UTM43.599,00
YUAN0

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Links Auspiciados

Chorrillana Estudio

Verdadera innovación, pasion por la tecnologia.

Pebble

El SmartWatch que lo mantiene siempre conectado

Roku

La mejor TV de streaming a su alcance

Monitor Samsung curvo de 27”

Una increíble pantalla curva para disfrutar de la mejor experiencia envolvente

Destacados

Eventos

Próximos Eventos

6.JUL.2017

eCommerce Day Bolivia 2017

Próximos Eventos

20.NOV.2017

AI Europe 2017

Próximos Eventos

11.FEB.2018

World Government Summit 2018

“Las cuatro libertades”

Columnas

econsult - jose ramon valente
Por José Ramón Valente, socio y director ejecutivo de Econsult.

Santiago, Chile. 31 marzo, 2017. El miércoles Theresa May, Primera Ministra Británica, comunicó oficialmente a sus vecinos, que su país iba a dejar la Unión Europea (UE). A muchos chilenos, este hecho les podría parecer demasiado lejano e intrascendente para sus vidas cotidianas. Pero no lo es. He aquí el por qué.

La UE ha tardado cerca de 60 años en consolidarse con el nivel de integración que la observamos hoy. Los cuatro pilares que la inspiran, o las cuatro libertades como se refieren sus países miembros, son; 1) el libre tránsito de bienes. Es decir no existen aduanas para la importación o exportación de bienes entre los países de la UE; 2) libertad de trabajo. Esto se refiere a que cualquier ciudadano de los países miembros de la UE tiene derecho a trabajar en todos los países que componen la UE sin necesidad de permisos especiales; 3) derecho a establecerse comercialmente y ofrecer servicios en todos los países de la unión. Esto permite establecer una empresa o practica profesional en cualquiera de los países de la UE y ofrecer libremente dichos servicios desde el país de residencia a todos los países de la UE; 4) libre movimiento de capitales. Esto implica que para todos los efectos prácticos los ciudadanos de los países miembros de la UE pueden tener sus ahorros y sus inversiones indistintamente en cualquiera de los estados miembros del bloque.

En el discurso de “divorcio” pronunciado por Theresa May en el parlamento británico, la Primera Ministra Británica insiste varias veces que el Reino Unido comparte los valores de Europa y que su salida de la UE tiene como objetivo retomar la soberanía del Reino Unido para hacer e interpretar sus propias leyes y no debe ser interpretado como un repudio al libre comercio. Sin embargo, ella misma reconoce que al dejar la UE no puede pretender ni comprometerse a compartir la cuatro libertades descritas más arriba.

El Brexit es en definitiva un retroceso en el proceso de globalización en que el mundo ha estado embarcado en los últimos 60 años. Un proceso que llevado a su extremo habría permitido borrar las fronteras de los países y convertir a este planeta que lo habitan más de 7.000 millones de seres humanos en una sola gran nación.

En los últimos cuarenta años Chile ha dado pasos significativos en la integración con otras naciones del mundo. Primero fue la reducción de aranceles y la liberalización, luego los tratados de libre comercio, la liberalización del mercado de divisas y la apertura de la cuenta corriente. Durante el gobierno pasado el expresidente Piñera dio otro paso importante con la creación de la Alianza del Pacífico, que de alguna manera tiene como pretensión convertirse en un bloque de países tan integrado como la UE. Es decir donde caben y se respetan las “cuatro libertades”. ¿Cuál es la posición de los distintos bloques políticos respecto a estas “cuatro libertades”?, ¿qué piensan los candidatos de nuestro país respecto al Brexit?, ¿seguirá Chile siendo el líder y referente latinoamericano de integración al mundo que ha sido en los últimos 40 años? Todas estas preguntas y más surgen como inevitables e importantes como resultado de la activación por parte del Reino Unido del artículo 50 de la UE.


Comentarios

No hay comentarios.

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *