Inicio » Columnas » Internet de las Cosas y la transformación de las industrias
Lunes 23 Octubre, 2017

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado 619,06
Euro 723,82
UF 23.819,39
UTM 43.599,00
YUAN 0

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Links Auspiciados

Chorrillana Estudio

Verdadera innovación, pasion por la tecnologia.

Pebble

El SmartWatch que lo mantiene siempre conectado

Roku

La mejor TV de streaming a su alcance

Monitor Samsung curvo de 27”

Una increíble pantalla curva para disfrutar de la mejor experiencia envolvente

Destacados

Eventos

Próximos Eventos

23.OCT.2017

Expo Seguridad

Próximos Eventos

24.OCT.2017

Jornadas Económicas Chile – Alemania 2017

Próximos Eventos

27.OCT.2017

Fashion Management

Próximos Eventos

3.NOV.2017

23rd BRAVO Business Awards

Próximos Eventos

7.NOV.2017

eCommerce DAY Ecuador

Próximos Eventos

14.NOV.2017

eCommerce Day Panamá

Próximos Eventos

20.NOV.2017

AI Europe 2017

Próximos Eventos

23.NOV.2017

CIO Summit Cono Sur 2017

Próximos Eventos

11.FEB.2018

World Government Summit 2018

Próximos Eventos

8.JUL.2018

RISE 2018

Próximos Eventos

5.SEP.2018

4º Congreso America Digital 2018

Internet de las Cosas y la transformación de las industrias

Columnas

accenture - rodrigo gonzalez
Por Rodrigo González, presidente ejecutivo de Accenture Chile.

Santiago, Chile. 4 marzo, 2017. La IoT (Internet de las Cosas) tiene un importante potencial para aumentar el crecimiento y la productividad de las empresas. Su principal beneficio es que mejora la eficiencia operativa y cambio los modelos de experiencia con las personas dentro de las organizaciones y con sus clientes. La IoT representa importantes oportunidades para todas las industrias en general.  Así, por ejemplo, sólo para la minería, la transformación digital podría inyectar ingresos por US$ 320.000 millones hacia el año 2025, mientras en la industria manufacturera se podría aumentar la productividad en un 30% con la automatización de procesos y técnicas más flexibles de producción.

Las empresas conocen este potencial y es por eso que, de acuerdo a estudios recientes de Accenture, la inversión de las compañías a nivel global en Internet de las Cosas llegaría a US$ 500.000 millones al año 2050, mientras para el año 2030 el IoT representará US$ 15 billones del PIB global.

A través del desarrollo de Internet de las Cosas se beneficia toda la cadena de producción de las compañías, porque se trata de que la transformación digital sea la base del modelo de negocio. Para desarrollar de forma efectiva una plataforma de IoT, las compañías deben enfocarse principalmente en tres aspectos clave:

a) Crear modelos de negocio híbridos: Las compañías pueden repensar su modelo de experiencia y servicio al cliente interno y externo y, a través de las nuevas tecnologías, desarrollar nuevos productos y servicios. En este punto es de gran relevancia trabajar con el ecosistema y aplicar las nuevas tecnologías para conocer a los consumidores y sus principales necesidades. Sólo de esa forma se logrará generar productos y servicios de calidad. Un ejemplo interesante es lo que se vislumbra que puede pasar con los autos de conducción autónoma: ¿qué hará la gente en ese tiempo? ¿qué modelos de negocio y experiencias se crearán?

b) Fomentar la innovación a través de tecnologías inteligentes: La innovación es la clave para que las compañías se diferencien, para generar valor para sus consumidores. Para esto, las principales herramientas de IoT que deben desarrollar las empresas son analytics industrial, sensores y máquinas inteligentes. Sin embargo, para tener éxito, esas tecnologías deben funcionar de forma integrada y con una visión de experiencia integral para las personas. Sólo así se generará más eficiencia operativa y crecimiento.

c) Transformar la fuerza laboral: Las nuevas tecnologías complementarán el talento humano. Las tareas más mecánicas serán realizadas por tecnología, por lo que las compañías deberán fomentar el desarrollo de talentos de sus trabajadores en una forma de funcionamiento del mercado laboral muy diferente al que conocemos hoy. La tecnología debe ser desarrollada para las personas. La tecnología es una forma de potenciar a las personas, no de reemplazarlas.

A pesar del potencial que tiene el IoT para las industrias, tanto en Chile como a nivel local, su adopción está en las primeras etapas de maduración y la principal barrera para acelerar su desarrollo es la gestión cultural y la educación de las personas. El cambio está sucediendo más rápido de lo esperado, por lo que hay que poner a las personas al centro de la revolución digital. Las empresas que no aprovechen esta oportunidad verán a sus competidores, o a empresas que no pensaban que eran sus competidoras, aprovecharlas y redefinir los mercados.


Comentarios

No hay comentarios.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *