Inicio » Comunicaciones » Google y las telcos vuelven a la carga contra WhatsApp
Jueves 17 Agosto, 2017

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado619,06
Euro723,82
UF23.819,39
UTM43.599,00
YUAN0

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Links Auspiciados

Chorrillana Estudio

Verdadera innovación, pasion por la tecnologia.

Pebble

El SmartWatch que lo mantiene siempre conectado

Roku

La mejor TV de streaming a su alcance

Monitor Samsung curvo de 27”

Una increíble pantalla curva para disfrutar de la mejor experiencia envolvente

Destacados

Eventos

Próximos Eventos

23.AGO.2017

Primer Encuentro Internacional 911 Chile

Próximos Eventos

23.AGO.2017

Marketing & Sales Conference 2017

Próximos Eventos

24.AGO.2017

Segurinfo Chile 2017

Próximos Eventos

29.AGO.2017

MMA Forum Argentina 2017

Próximos Eventos

30.AGO.2017

Do! Smart City Santiago 2017

Próximos Eventos

31.AGO.2017

eCommerce Day Buenos Aires 2017

Próximos Eventos

1.SEP.2017

IFA 2017

Próximos Eventos

4.SEP.2017

GLOBAL LAUNCHPAD TLV

Próximos Eventos

5.SEP.2017

Summit País Digital 2017

Próximos Eventos

11.OCT.2017

Latam Edge Awards 2017

Próximos Eventos

3.NOV.2017

23rd BRAVO Business Awards

Próximos Eventos

20.NOV.2017

AI Europe 2017

Próximos Eventos

11.FEB.2018

World Government Summit 2018

Próximos Eventos

8.JUL.2018

RISE 2018

Próximos Eventos

5.SEP.2018

4º Congreso America Digital 2018

Google y las telcos vuelven a la carga contra WhatsApp

Comunicaciones

  • Después de meses de complicadas negociaciones y retrasos, el sistema de mensajería instantánea que promueven conjuntamente empieza a ver la luz.

EE.UU. 24 marzo, 2017. Google y las telcos han dado un nuevo impulso al sistema de mensajería instantánea que promueven conjuntamente y que empezará a ser una realidad comercial en los próximos meses. El sistema, que se ofrecerá como una alternativa avanzada a los existentes ahora como WhatsApp, se anunció a bombo y platillo durante la gran feria de las telecomunicaciones, el Mobile World Congress, de 2016 y debía ser una realidad comercial desde el otoño del año pasado.

Sin embargo, la complejidad de las negociaciones multilaterales entre Google y las diferentes operadoras mundiales provocó notables retrasos en la implantación del servicio, que Google bautizó como Android Messages, que previsiblemente empezará a ser una realidad comercial e interoperable (es decir que funcionará con cualquier móvil Android de cualquier operador del mundo) a partir del próximo verano (hemisferio norte), casi un año después de lo previsto. De hecho, Google anunció recientemente que ya tiene acuerdos con 27 telcos y fabricantes de móviles -entre ellos Vodafone, Orange, Deutsche Telekom, Sprint, LG, Sony, Motorola y ZTE-, que soportarán el nuevo estándar.

Android Messages - Google - Telcos

Las complejidades se podrían haber dado porque la posición de las telcos se ha fortalecido y la de Google ha disminuido; esto por porque la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU definió a la industria de las telecomunicaciones como la piedra angular de dicha agenda, entregándole a las telcos una posición de dominio frente a las otras industrias y empresas. Hoy las telcos se encuentran en una frenética carrera por implementar la infraestructura de la próxima generación de las comunicaciones móviles, llamada 5G. Su meta, llegar al 50% de usuarios 5G para el año 2030. Esta meta representará una inversión de entre US$ 1 billón a US$ 2 billones.

El nuevo servicio de mensajería enriquecida está basado en la tecnología desarrollada por las telcos en la última década denominada RCS (Rich Communications Services). Las operadoras intentaron convertirlo en un estándar y lo bautizaron comercialmente con el nombre de Joyn, pero la falta de coordinación entre las diferentes telcos hizo que fracasase estrepitosamente.

Potencial de alto impacto

Este servicio tiene un potencial de impacto muy alto entre los usuarios, ya que se incorporará, de forma nativa, en las nuevas versiones de Android, el sistema operativo de Google, el hegemónico en la industria, ya que cuenta con alrededor del 82% de las ventas mundiales de smartphones.

De esta forma, el usuario lo tendrá instalado de serie y cuando busque el contacto de un conocido para llamarle dispondrá, desde la misma página de contacto, de otros servicios accesibles que enriquecen la experiencia del usuario. Así, antes de la llamada, se puede personalizar la conexión enviando un mensaje (por ejemplo: “¡Contesta, es urgente!), enviando una ubicación en un mapa, o adjuntando un documento, una foto o un vídeo. Luego, durante la llamada, se pueden compartir fotos, ubicaciones, hacer un vídeo y enviarlo, o pasar a tener una videoconferencia. Tras la llamada, toda esa información (documentos, mensajes, fotos, mapas, etc.) queda registrada en un historial vinculado al contacto de la persona llamada y se puede consultar en cualquier momento. Para los móviles Android actuales se podrá descargar una app de la Google Play o se incorporará cuando el usuario actualice la versión del sistema operativo.

La alianza de Google con las telcos, que hace un tiempo podría considerarse contra natura -las telcos se quejan de que Google se aprovecha de sus redes sin pagar por ello y están empujando a los reguladores para que apliquen a Google la misma regulación que a ellos- tiene sentido porque ambos quieren frenar el auge de otros sistemas de mensajería instantánea, que están demostrando una gran velocidad de crecimiento, como WhatsApp (EE.UU.), Line (Japón), Telegram (Rusia) iMessage (iPhone) o, sobre todo, WeChat, el gigante chino.

WeChat, que se inició como una mensajería, ha evolucionado intensamente y ahora además de 500 millones de usuarios, tiene muchísimas funciones, integrando en una sola aplicación servicios como los que ofrecen WhatsApp, Facebook, Tinder, Skype o Amazon, entre otros.

Google, que lanzó el servicio Hangout como una alternativa a la mensajería, no ha tenido éxito y está viendo cómo las redes sociales o la mensajería de su rival Facebook (WhatsApp, Messenger e Instagram) logran cientos de millones de abonados.

Google y las telcos también aspiran a ganar una gran masa de usuarios y ofrecerles servicios similares a los de WeChat, con sus propias tiendas o tiendas de terceros, combinado con el pago por el móvil.


Comentarios

No hay comentarios.

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *