Inicio » Infonews » La acusación de soborno a un directivo de Samsung pone en peligro al grupo
Lunes 21 Enero, 2019

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado 619,06
Euro 723,82
UF 23.819,39
UTM 43.599,00
YUAN

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Eventos

Próximos Eventos

28.ENE.2019

ISRAEL: Tel Aviv Startup Challenge 2019

Próximos Eventos

31.ENE.2019

SANTIAGO, CHILE: LatAm Blockchain Forum 2019

Próximos Eventos

11.ABR.2019

CHILE: eCommerce Day Santiago 2019

Próximos Eventos

2.MAY.2019

SANTIAGO, CHILE: IoT Innovatech Latam 2019

La acusación de soborno a un directivo de Samsung pone en peligro al grupo

Infonews

  • Jay Y. Lee, vicepresidente y heredero del Grupo Samsung, fue acusado de soborno, malversación y ocultamiento de activos, suponiendo el cierre de la FSO y poniendo en peligro la estructura corporativa del grupo.
  • El desastre de los Galaxy Note 7 podría ser algo insignificante al lado de lo que está ocurriendo en Samsung.

Seul, Corea del Sur. 28 febrero, 2017. Samsung es una empresa familiar en la que cada una de las partes representa una pequeña porción de un todo. Si falla una de las piezas, el conjunto deja de funcionar como es debido. Por ello, el hecho de que el hijo de Kun-hee Lee (dueño de Samsung y hombre más rico de la nación asiática), de 48 años, Jay Y. Lee, haya sido acusado formalmente de cargos por soborno, en un escándalo de tráfico de influencias, es tan complicado para el grupo.

samsung - jay lee
Jay Y. Lee, vicepresidente y heredero del Grupo Samsung fue acusado formalmente de cargos por soborno.

Y es que los cargos contra Jay Y. Lee incluyen el soborno, malversación y el ocultamiento de activos en el extranjero, de acuerdo con la oficina del fiscal especial de Corea del Sur; cargos que el fiscal pretende también usar para acusar a otra 19 personas, incluyendo a otros cinco directivos de Samsung. Puesto que, según el fiscal, estos indicios de corrupción llegan hasta los niveles más altos del mundo de los negocios y la política coreana.

En este contexto, el asunto es un duro golpe para el grupo Samsung de forma interna. E incluso para la propia industria coreana, puesto que la detención y la acusación formal han caído como un jarro de agua fría y agente catalizador del pánico en un país en la que las tradiciones importan: hacen negocios y dan votos. Y donde la corrupción es una de la mayores traiciones que se pueden cometer en la vida profesional. Tanto que, tal como confirman algunos diarios coreanos, el grupo Samsung ha paralizado parte de sus acuerdos a futuro, y una sombra oscura se cierne sobre el futuro a mediano plazo del grupo corporativo.

“Samsung está directamente vinculada con el escándalo de tráfico de influencias y era esencial para la investigación del fiscal especial. La acusación describe en detalle la conversación privada entre Jay Y. Lee y la presidenta de la nación, Park Geun-hye”, dijo Lee Kyu-chul, un portavoz de la fiscal especial.

corea del sur - park geun-hye - Samsung - corrupcion
Park Geun-hye, presidenta de Corea del Sur… por el momento.

Durante la gestión de Lee, se han descubierto transferencias (“donaciones”) por un total de US$ 18,6 millones a fundaciones y empresas controladas por Choi Soon-il, la llamada “Rasputina surcoreana”, que es antigua amiga de la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, de 65 años, destituida de sus poderes por el escándalo.

Esas donaciones están relacionadas con favores empresariales, gracias a los cuales se aprobaron fusiones de subsidiarias de Samsung —que van desde sus conocidas divisiones móviles a poderosas empresas biofarmacéuticas—, algo que entre otras cosas le daría mayor control a Lee Jae-yong sobre la empresa.

Las cosas, por lo tanto, no están nada sencillas para el grupo. La detención y reciente acusación formal de su líder ha supuesto que Samsung anunciase la disolución de su Oficina de Estrategia Corporativa, su unidad de toma de decisiones de alto nivel para el conglomerado, que agrupa diferentes divisiones estrechamente relacionadas con la investigación de corrupción y con varios de sus miembros en la lista de sospechosos del fiscal.

Ahora habrá que esperar para ver cómo se van resolviendo las cosas, pero la detención de más de sus ejecutivos de alto nivel puede poner en peligro la estructura de Samsung, al menos en lo que respecta a forma y organización de la misma y, por lo tanto, pone en peligro algunas de sus divisiones más relevantes; como las de los inversionistas extranjeros que tienen parte de Samsung en su bolsillo.

Los efectos colaterales son impredecibles

El vicepresidente ejecutivo de Samsung Group, Lee June, comentaba en una conferencia de prensa que “nos disculpalmos por la controversia social y la angustia causada”. La sentencia podría acabar con una decisión sin precedentes: la destitución definitiva de la presidenta de Corea del Sur, Park, que ha negado los cargos, como también lo han hecho Choi y Lee. Este último podría enfrentarse a una pena de 20 años de cárcel.

Una de las consecuencias del escándalo podría ser la disolución de Samsung Group como conglomerado, además del cierre de la Future Strategy Office, un organismo que ni siquiera tenía entidad legal pero que estaba controlado por 200 empleados elegidos con pinzas de diversas empresas afiliadas y que se encargaba de decidir la estrategia de inversión y financiamiento de todo tipo de empresas que rodean a Samsung Group.

Queda por ver cómo quedan divisiones como Samsung Electronics en todo este escándalo, pero el escándalo de corrupción y la opacidad de las operaciones de la FSO podrían transformar la estructura y jerarquía de uno de los grupos empresariales más importantes de todo el mundo.

En 2008 a Kun-hee Lee ya lo habían condenado por acusaciones similares, sin embargo el presidente de Corea del Sur de ese entonces le indultó. Veremos que sucede está vez con su hijo.


Comentarios

No hay comentarios.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *