Inicio » Negocios » ¿Terminará Trump con la globalización? La duda acosa a la élite de Davos
Lunes 23 Octubre, 2017

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado 619,06
Euro 723,82
UF 23.819,39
UTM 43.599,00
YUAN 0

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Links Auspiciados

Chorrillana Estudio

Verdadera innovación, pasion por la tecnologia.

Pebble

El SmartWatch que lo mantiene siempre conectado

Roku

La mejor TV de streaming a su alcance

Monitor Samsung curvo de 27”

Una increíble pantalla curva para disfrutar de la mejor experiencia envolvente

Destacados

Eventos

Próximos Eventos

23.OCT.2017

Expo Seguridad

Próximos Eventos

24.OCT.2017

Jornadas Económicas Chile – Alemania 2017

Próximos Eventos

27.OCT.2017

Fashion Management

Próximos Eventos

3.NOV.2017

23rd BRAVO Business Awards

Próximos Eventos

7.NOV.2017

eCommerce DAY Ecuador

Próximos Eventos

14.NOV.2017

eCommerce Day Panamá

Próximos Eventos

20.NOV.2017

AI Europe 2017

Próximos Eventos

23.NOV.2017

CIO Summit Cono Sur 2017

Próximos Eventos

11.FEB.2018

World Government Summit 2018

Próximos Eventos

8.JUL.2018

RISE 2018

Próximos Eventos

5.SEP.2018

4º Congreso America Digital 2018

¿Terminará Trump con la globalización? La duda acosa a la élite de Davos

Negocios

  • Fue imposible escapar de la sombra de Donald Trump en la reunión de este año de las élites empresariales en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. La incertidumbre sobre si la presidencia de Trump marcará el final de la globalización dominó los debates durante toda la semana en un evento sinónimo de negocios internacionales.
  • Presidente chino defiende con fuerza la globalización y critica el proteccionismo.

Davos, Suiza. 20 enero, 2017. Por supuesto, se discutieron grandes ambiciones, desde luchar contra las epidemias hasta hacer frente a las desigualdades en todo el mundo. Pero inevitablemente todas las conversaciones se dirigieron a Trump, quien prometió reescribir los acuerdos de libre comercio e incluso imponer aranceles a China, la segunda economía más grande del mundo.

“¿Realmente creo que vamos a volver al proteccionismo? Todavía no lo sé y puedo prometer que le estoy prestando mucha atención porque el comercio nos importa”, dijo David Cote, presidente y CEO del conglomerado industrial Honeywell. “Es demasiado pronto para presionar el botón de pánico, debemos ver lo que terminará pasando aquí”.

trump - globalizacion - davos
En la nevada Davos, Trump fue el tema obligado de conversación.

Roberto Azevedo, director general de la OMC (Organización Mundial del Comercio), el órgano que supervisa las normas comerciales, recordó a los delegados sobre la década de 1930, cuando los gobiernos subieron los aranceles y aniquilaron dos tercios del comercio mundial en tres años.

“No queremos ver eso ahora, sería una catástrofe de proporciones incalculables”, dijo. “Creo que deberíamos tratar de evitar que nosotros mismos nos metamos en una guerra comercial, y creo que estamos viendo mucho de eso”.

El caso contra la globalización

Si el comercio mundial va o no en reversa, es evidente que la globalización -el compromiso de comerciar internacionalmente y reducir las barreras para hacer negocios en todo el mundo- está siendo amenazada como nunca antes.

Las principales acusaciones son que ha aumentado las desigualdades en la riqueza, ha erosionado la seguridad laboral de las familias de ingresos medios y bajos de los países desarrollados y ha mantenido un control de los salarios a medida que las empresas buscan trabajadores de bajo costo en los países más pobres. El ritmo vertiginoso de la innovación tecnológica ha hecho innecesarios muchos puestos de trabajo, particularmente en industrias como la manufactura.

Oxfam ilustró claramente el tema de la desigualdad en un informe en el que dijo que 8 multimillonarios poseen tanta riqueza como la mitad de la población mundial, es decir, 3.600 millones de personas.

Hay una percepción entre muchos hogares de ingresos medios y bajos en economías desarrolladas como Estados Unidos y Europa de que la globalización no ha funcionado para ellos. Y es esa inquietud la que muchos dicen explica la victoria de Trump y el voto de Gran Bretaña para abandonar la Unión Europea.

El caso para la globalización

La globalización ha ayudado a sacar a cientos de millones de personas de la pobreza en las últimas décadas. Países como China e India han disfrutado de un crecimiento fenomenal, mejores niveles de vida, esperanza de vida, alfabetización y tasas de empleo. Sin embargo, EE.UU. y otros países han aumentado su desempleo, hoy más 100 millones de personas están sin trabajo en el país nórdico.

Por su parte, Como para subrayar ese punto, el líder de China visitó el foro de Davos este año por primera vez.

El presidente chino, Xi Jinping, lanzó a su país como un campeón del libre comercio y la estabilidad. Aunque China, de hecho, pone grandes límites a las compañías extranjeras en el país, el mensaje de Xi fue claro: que China quiere tomar un papel más importante en la escena global y mantener el flujo de negocios.

“Debemos seguir comprometidos a promover el libre comercio y la inversión a través de la apertura, y decir no al proteccionismo”, dijo Xi, sin hacer referencia directa a Trump. “Buscar el proteccionismo es como encerrarse en un cuarto oscuro, puede que mantengamos al viento y la lluvia afuera, pero también no entran la luz y el aire… Nadie emergerá como ganador en una guerra comercial”.

El camino por delante

La clave serán las políticas que Trump realmente impulse, y si otros países también caen en la tentación de implementar mayores barreras a los negocios.

Gran Bretaña renegociará este año sus relaciones comerciales con el resto de la UE, la región con la que hace más negocios. Y los movimientos políticos populistas han aumentado en países como Filipinas y son cada vez más prominentes en países ricos como Francia, Holanda e Italia.

“Podemos estar en un punto en el que la globalización esté terminando”, dijo Ray Dalio, fundador del fondo de cobertura Bridgewater Associates.

El ministro alemán de Hacienda, Wolfgang Schaeuble, sin embargo, expresó dudas de que Occidente dejaría la defensa del libre comercio al liderazgo chino.

Christine Lagarde, directora general del FMI (Fondo Monetario Internacional), dijo que el sistema internacional debe cambiar para enfrentar las crecientes desigualdades que evidencia el informe de Oxfam.

Theresa May, primer ministro de Gran Bretaña, trató de convencer a la élite de Davos de que Gran Bretaña no estaba retirándose de la escena global. Pero sí reconoció que los políticos tienen que apoyar a aquellos que la globalización está perjudicando.

“Las fuerzas del liberalismo, el libre comercio y la globalización que han tenido y continúan teniendo un impacto tan abrumadoramente positivo en nuestro mundo… están de alguna manera en riesgo de ser socavadas”, dijo.

Presidente chino defiende con fuerza la globalización y critica el proteccionismo

Sin nombrar a Trump, Xi Jinping dijo en el Foro Económico Mundial en Suiza que las deficiencias de gobierno y no la globalización generaban la ansiedad global.

En lo que para muchos parece ser la confirmación de que estamos en un mundo al revés, el presidente de China, Xi Jinping, hizo una de las más férreas defensas de la globalización y nada menos que frente a la élite empresarial y política del mundo, llamando a rechazar las guerras comerciales y el proteccionismo, en su primera crítica pública a las políticas que defiende el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

davos - xi jinping
Xi advierte en Davos de que no hay vencedores en una guerra comercial.

Sin nombrar directamente a Trump, los comentarios del líder comunista fueron dirigidos al empresario norteamericano, ahora presidente. Por ejemplo, Xi dijo en el Foro Económico Mundial en Suiza que las deficiencias de gobierno y no la globalización, estaban causando ansiedad en el mundo. También instó a los líderes políticos y multimillonarios presentes a cerrar las brechas de distribución de la riqueza y a mejorar la regulación financiera, sin abandonar las políticas que han impulsado décadas de crecimiento.

Xi mencionó el éxodo de refugiados sirios y la crisis financiera mundial como ejemplos de problemas generados por una mala administración más que por mayores vínculos económicos. Además, indicó que reconocía que si Beijing era provocado para entrar en una guerra comercial con Estados Unidos bajo el mandato de Trump, también dañaría las propias perspectivas de China.

El nuevo rol de China

La aparición de Xi ocurre en momentos en que el rol de Estados Unidos para la cooperación multilateral en temas como el comercio y el cambio climático está en duda tras la elección de Donald Trump como presidente.

Europa, por su parte, está enfocada en sus propios problemas, desde el Brexit y los ataques de milicianos a una serie de elecciones este año en las que los candidatos antiglobalización podrían anotar ganancias. Esto ha dejado un vacío que China parece deseosa de llenar.

“No es casualidad que Xi haya elegido este año para hacer el viaje a la montaña mágica”, dijo Ian Bremmer, presidente de Eurasia Group, una consultora de riesgo político en Estados Unidos.

Más de media decena de figuras chinas de alto nivel fueron a Davos , mucho más que en años anteriores. Y un gran número de sesiones se centraron en Asia, incluyendo una titulada “Asia toma la delantera”.

El fundador del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, dijo que la presencia de Xi era una señal de la transición de un mundo unipolar dominado por Estados Unidos a un sistema más multipolar en el que las potencias emergentes como China tendrán que dar un paso adelante y jugar un papel más importante.

“Podemos esperar que China en este nuevo mundo asuma un rol de liderazgo receptivo y responsable”, dijo Schwab. “Así que, en cierto modo, es muy simbólico tener al presidente de China aquí”, agregó.


Comentarios

No hay comentarios.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *