Inicio » Seguridad » La UE exige que las grandes tecnológicas actúen más rápido contra discursos de odio
Jueves 20 Junio, 2019

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado 619,06
Euro 723,82
UF 23.819,39
UTM 43.599,00
YUAN

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Eventos

Próximos Eventos

20.JUN.2019

SANTIAGO, CHILE: Latam Ventures Summit

Próximos Eventos

20.JUL.2019

NUEVA YORK, EE.UU.: NOVUS Summit 2019

Próximos Eventos

3.SEP.2019

SANTIAGO, CHILE: Summit País Digital 2019

Próximos Eventos

29.OCT.2019

LAS VEGAS, EE.UU.: World Crypto Conference

Próximos Eventos

29.OCT.2019

LIMA, PERU: Conecta Perú 2019

Próximos Eventos

14.NOV.2019

SANTIAGO, CHILE: APEC CEO Summit 2019

La UE exige que las grandes tecnológicas actúen más rápido contra discursos de odio

Seguridad

  • En mayo, Twitter, Facebook, Google y Microsoft firmaron un código de conducta prometiendo de combatir discursos de odio ‘rápida y eficientemente’.
  • Objetivo de la UE: terminar con la libertad de expresión.

Bruselas, Belgica. 27 diciembre, 2016. El tema de los comentarios abusivos por parte de algunos usuarios empieza a ponerse serio. La Comisión Europea le advirtió de forma oficial a las grandes tecnológicas estadounidenses como Facebook, Twitter, Google y Microsoft que deben empezar a actuar con más rapidez contra los discursos de odio en sus servicios.

La Comisión les ha dado una última oportunidad de hacer las cosas por las buenas. Les ha pedido que cumplan el código de conducta voluntario que firmaron hace seis meses prometiendo actuar en 24 horas contra los comentarios abusivos si no quieren que sea la propia ley la que termine forzándoles a hacerlo.

ue - vera jourova
Vera Jourova, comisaria de justicia de la UE.

Si hacemos memoria, tras el incremento de los discursos de odio en Europa debido a la crisis de los refugiados, las propias tecnológicas prometieron actuar con celeridad eliminando comentarios ofensivos publicados en las redes sociales. También hablaron de desarrollar mejores herramientas de reporte y de entrenar a sus empleados para manejar las situaciones.

Sin embargo, un informe encargado por la comisaria de justicia de la UE Vera Jourova ha demostrado que el cumplimiento de este código de conducta está lejos de ser satisfactorio razón por la que una vez más Europa ha seguido los pasos de Alemania y ha empezado a amenazar directamente a quienes no cumplan con él.

«Si Facebook, YouTube, Twitter y Microsoft quieren convencerme a mí y a los ministros de que el enfoque no legislativo puede funcionar, tendrán que actuar rápidamente y hacer un gran esfuerzo en los próximos meses»,  dijo Jourova. Según su informe, como promedio menos del 40% de los informes son atendidos antes de 24 horas y el 80% en 48 horas, lo que demuestra que las empresas tendrían que hacer aún más esfuerzos.

De momento la UE no ha hablado de qué medidas concretas podría tomar si las tecnológicas siguen sin cumplir. Lo que sí sabemos es que los ministros de justicia de los países miembros se reunirán para discutir los resultados del informe, y que también podrían pedirles que aclaren la situación de problemas concretos como la eliminación de la «propaganda terrorista» y el aporte de pruebas para condenar a los combatientes extranjeros.

Fuerte oposición

El nuevo código de conducta ya ha suscitado críticas de algunos grupos de derechos civiles que afirman que las nuevas normas permiten a las empresas privadas controlar la Internet de acuerdo con sus propias directrices.

La organización de defensa de Internet European Digital Rights (EDRi) y el grupo internacional de derechos Access Now llamaron al código de conducta «mal concebido» y anunciaron que se retirarían de futuras discusiones con la Comisión Europea sobre política de Internet.

En una declaración conjunta dijeron: «En resumen, el ‘código de conducta’ rebaja la ley a un estatuto de segunda categoría, detrás del «rol de liderazgo» de las empresas privadas a las que se les pide que implementen arbitrariamente sus condiciones de servicio. Este proceso, establecido fuera de un marco democrático responsable, se aprovecha de reglas de responsabilidad poco claras para las empresas y también crea serios riesgos para la libertad de expresión, ya que el contenido legal pero controvertido puede ser eliminado como resultado de este mecanismo voluntario e irresponsable.

Esto significa que este ‘acuerdo’ entre sólo un puñado de empresas y la Comisión Europea es posiblemente contrario a la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE, en virtud de la cual la ley debe establecer restricciones a los derechos fundamentales y, en términos prácticos, Revocar la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre la defensa del discurso jurídico.

La lucha contra discursos de odio en línea es una cuestión importante que requiere discusiones abiertas y transparentes para asegurar el cumplimiento de las obligaciones de derechos humanos. Sigue siendo una prioridad para nuestras organizaciones y continuaremos trabajando para el desarrollo de marcos transparentes y democráticos».


Comentarios

No hay comentarios.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *