Inicio » Negocios » Italia: La mayor amenaza para Matteo Renzi es Beppe Grillo
Miercoles 26 Junio, 2019

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado 619,06
Euro 723,82
UF 23.819,39
UTM 43.599,00
YUAN

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Eventos

Próximos Eventos

20.JUL.2019

NUEVA YORK, EE.UU.: NOVUS Summit 2019

Próximos Eventos

3.SEP.2019

SANTIAGO, CHILE: Summit País Digital 2019

Próximos Eventos

29.OCT.2019

LAS VEGAS, EE.UU.: World Crypto Conference

Próximos Eventos

29.OCT.2019

LIMA, PERU: Conecta Perú 2019

Próximos Eventos

14.NOV.2019

SANTIAGO, CHILE: APEC CEO Summit 2019

Italia: La mayor amenaza para Matteo Renzi es Beppe Grillo

Negocios

  • Italia, y Europa, se están jugando un partido decisivo para su futuro con el referéndum sobre la reforma constitucional del próximo domingo 4 de diciembre.
  • Italia, un país hoy profundamente dividido como seguramente no se veía en décadas.

Roma, Italia. 1 diciembre, 2016. Muchos perciben el referéndum constitucional italiano del domingo como el próximo escenario de la gran revolución populista internacional.

El padre de esta reforma se llama Giorgio Napolitano, quien en la sesión parlamentaria de su confirmación por segunda vez como presidente en abril 2013, pidió un compromiso para las reformas. El parlamento lo aplaudió y lo votó en masa. Al día siguiente, muchos de los que aplaudieron se olvidaron de estos aplausos y de su promesa.

Pero lo curioso es que entre los defensores del «no» no sólo se encuentra el M5S (Movimiento 5 Estrellas) que lidera el cómico Beppe Grillo, sino también dirigentes como Mario Monti, el ex primer ministro italiano, y miembros del Partido Democrático, piedra angular del actual Gobierno.

italia - beppe grillo
Beppe Grillo, fundador del Movimiento 5 Estrellas.

El error que cometió Matteo Renzi fue tomar el referéndum como un asunto personal. Debido a la falta crónica de crecimiento económico que sufre Italia, al alto desempleo del 11,7% y al estancamiento de los ingresos de las familias, su Gobierno sólo ha recibido críticas negativas.

Su campaña se basa en promesas de cambio y de tiempos mejores. Puede que esta estrategia le funcionase hace dos años cuando comenzó, pero ahora es menos convincente.

Pero cometió un error aún mayor. Sus reformas constitucionales lograrían que el primer ministro concentrase más poder que los ciudadanos italianos, lo que recuerda a la dictadura de Mussolini.

Algunos, como Monti, se oponen a la concentración de poder porque no les gusta o no confían en Renzi; otros, porque temen a Grillo. En cualquier caso, los augurios para esta votación no son buenos.

Ahora es muy tarde para arrepentirse. El plan de Renzi de privar al Senado de la mayor parte de sus poderes, remplazando a la cámara alta electa por otra con personas designadas principalmente de asambleas regionales, tiene lógica. Gracias al bicameralismo del país se han aprobado muchas leyes, pero otras reformas fundamentales se han postergado, desvirtuado o bloqueado.

También tiene sentido la disolución de los superfluos Gobiernos provinciales, que causan dificultades a los alcaldes y a los gobernadores, además de agravar la corrupción.

Los problemas estriban en que estas reformas se consideran el fin de la separación de poderes. Como estrategia para hacer las cosas, tiene su atractivo. Pero es inevitable recordar a Mussolini.

De hecho, el referéndum no es la principal inquietud. Lo más preocupante es la nueva ley electoral para la Cámara de los Diputados, que se aprobó el año pasado y que permite que el partido vencedor obtenga la mayoría absoluta.

italia - matteo renzi
El primer ministro italiano Matteo Renzi se juega su futuro en el referéndum sobre las reformas constitucionales.

Como es natural, beneficia a Renzi, que ha gobernado en los últimos dos años con una endeble coalición, problema endémico del Gobierno italiano. Pero también supone la mejor oportunidad para el Movimiento 5 Estrellas de llegar al Gobierno y de plantear su referéndum sobre la pertenencia de Italia a la eurozona.

Si se convocase este referéndum, que será probablemente cuando el Movimiento 5 Estrellas forme Gobierno, el mercado italiano de bonos se descontrolaría, lo que provocaría una crisis bancaria y podría acabar con la moneda única. Adiós al euro.

En septiembre, Renzi insinuó que reconsideraría la ley electoral tras ganar el referéndum constitucional. Actualmente, muy pocos le creen. Si quiere tener la oportunidad de dar un vuelco a las encuestas, tiene que hacer una promesa más clara y creíble sobre este asunto.

Con esta ley electoral, el partido que gane en la segunda vuelta se hará con la mayoría, por lo que se reduce la posibilidad de formar coaliciones. Cerca del 40% del electorado preferiría que se suprimiese la segunda vuelta o esta nueva ley electoral. Esto beneficiaría a las coaliciones, y por consiguiente pondrá en apuros al Movimiento 5 Estrellas.

Si ganase el «no», el Movimiento 5 Estrellas no llegaría al poder de forma inmediata. No habrá elecciones hasta febrero de 2018. Lo más probable es que, si Renzi dimite o es destituido, le remplace otro dirigente del Partido Democrático o un tecnócrata. Pero aun así, la reforma de la ley electoral también será fundamental. De lo contrario, Il Duce Grillo sería una realidad.

Plutarco decía que las ciudades se defienden con las lanzas de los jóvenes y los consejos de los ancianos. Los ancianos si quieren ser escuchados deben ser sabios. Aquí hay muchos ancianos que hacen prevalecer su envidia y argumentan así interiormente: «Yo no hice las reformas, tampoco las debe hacer Renzi». O bien: «Renzi me ha negado un puesto, no me ha hecho ministro, entonces lo debo castigar». Pero estos ancianos no tienen nada de sabiduría. Están envejeciendo mal.

No los pobres, los empobrecidos

Podría pensarse que el apoyo al sí se encuentra exclusivamente en las regiones más pobres del país. Sin embargo, no todos coinciden plenamente con este análisis. Como ha ocurrido con Trump en Estados Unidos, no serán las regiones más pobres las que ejerciten el voto de protesta, sino las que más se han empobrecido. Lacio (cuya capital es Roma) y Piamonte (Turín) están en esta lista, según el análisis de la renta per cápita 2007-2010. Precisamente en Roma y Turín es donde el M5S ha cosechado triunfos electorales en los últimos tiempos, logrando hacerse con las municipalidades de esas ciudades.

Dicho esto, tampoco puede negarse el clima desfavorable al sí en el sur, lo que coincide con el descontento que provoca vivir en las regiones más pobres de Italia. Pero esto se explica con el hecho de que allí no solo el PIB es casi la mitad que el de las regiones del norte, también, en coincidencia con la crisis económica, la desigualdad entre ricos y pobres ha crecido de manera significativa.

“En los últimos años, la crisis ha implicado una mayor concentración de la riqueza, en especial en el Mezzogiorno”, publica el diario económico ‘Il Sole 24 Ore’. Según ese rotativo (que para su estudio elaboró datos del Ministerio de Economía), en concreto, en el sur de Italia viven 4,7 millones de personas gravemente marginadas, el equivalente al 52,6% del total, y un dato que ha ido en ascenso.

En la actualidad, Calabria, Apulia, Campania Basilicata, Cerdeña, Molise y Los Abruzos son (en ese orden) las regiones más pobres de Italia, y todas están ubicadas en el sur, de acuerdo con datos de Eurostat. Por el contrario, en la parte alta de la lista están la provincia autónoma de Bolzano, Lombardía, Valle d’Aosta, la provincia autónoma de Trento, Emilia Romaña, Lacio, Liguria, Veneto, Friuli Venecia Julia, Toscana, Piamonte, Las Marcas y Umbría.

Además, señalan los observadores que, si al dato de la renta se añade el de la inflación, es evidente que desde 2008 la crisis ha devorado las economías de las familias de gran parte del país. “No se puede obviar que a la gente lo que más le preocupa es el trabajo, no la constitución”, ha repetido numerosas veces uno de los archienemigos de la reforma, Marco Travaglio.

Más aún, según el Instituto Ipsos, los detractores de la reforma abundan entre los desempleados, trabajadores autónomos, obreros y funcionarios públicos. Mientras, el sí conquista votos entre los ancianos, las amas de casa, los jubilados y las personas sin titulo universitario. Aunque, por supuesto, no faltan las excepciones.

En lo que concierne a la pertenencia religiosa, una parte de los católicos más conservadores se han pronunciado en contra de la reforma. Y esto no en particular por el contenido de las modificaciones, sino por el hecho de que Renzi recientemente ha aprobado una ley que permite las uniones homosexuales. “Renzi no nos ha escuchado, voten no”, dijo Massimo Gandolfini, líder del Family Day, cuya manifestación de protesta convocó a dos millones de personas en Roma.


Comentarios

No hay comentarios.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *