Inicio » Movil » Los operadores móviles virtuales están en vías de extinción
Viernes 18 Enero, 2019

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado 619,06
Euro 723,82
UF 23.819,39
UTM 43.599,00
YUAN

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Eventos

Próximos Eventos

28.ENE.2019

ISRAEL: Tel Aviv Startup Challenge 2019

Próximos Eventos

31.ENE.2019

SANTIAGO, CHILE: LatAm Blockchain Forum 2019

Próximos Eventos

2.MAY.2019

SANTIAGO, CHILE: IoT Innovatech Latam 2019

Los operadores móviles virtuales están en vías de extinción

Movil

  • Es una lástima pero es lo que está sucediendo en España. Otros mercados no son la excepción. Y aquellos en que los OMV son relativamente nuevos, como el chileno, deberían tomar nota.

Madrid, España. 22 julio, 2016. Los operadores móviles virtuales (OMV) languidecen en España y se han convertido en una especie en extinción. Tan lamentable augurio afecta a las empresas independientes. Es decir, a aquellas firmas de telefonía que compiten con los grandes operadores propietarios de las redes: Orange, Vodafone, Telefónica y Másmóvil.

No hay vuelta atrás. El regulador de las telecomunicaciones -que días atrás propuso desregular este nicho del sector-, debería reflexionar sobre los motivos que comprometen una figura diseñada para dinamizar el mercado e impulsar la competencia. En la actualidad existen 67 OMV, incluido Másmóvil, que dejará de serlo el próximo otoño con la compra de Yoigo. Salvo un puñado de excepciones, la gran mayoría de los virtuales apenas tiene peso comercial.

OMV operadores moviles virtuales en vias de extincion

En el listado de caídos aparecen 27 empresas, listado que podría aumentar en los próximos meses. Atrás quedaron los años en los que los OMV contribuyeron a rebajar los precios del móvil y multiplicaron la oferta de servicios. Tras 8 años de aventura, los grandes operadores acabaron con la competencia de estos jugadores alternativos con cuatro armas demoledoras: compras de rivales, escasos márgenes comerciales, creación de marcas propias de bajo precio y ofertas convergentes.

  • Golpe de billetera. Primero fue Orange quien compró Simyo (por € 30 millones) y después le imitó Movistar con Tuenti (por € 70 millones). Pero el impacto más notable se produjo cuando Vodafone adquirió Ono por € 7.200 millones y Orange hizo lo propio con Jazztel, por € 3.300 millones. Sólo entre 2014 y 2015, Ono y Jazztel arrebataron dos millones de líneas a los grandes del sector. Tras el proceso de consolidación del sector, los OMV quedaron reducidos a MásMóvil, PepePhone y República Móvil, así como a las empresas dirigidas al mercado de los inmigrantes (Lebara, Lycamobile), junto con los servicios asociados a los grandes distribuidores (Carrefour, Día y Eroski). A los anteriores se añaden los virtuales de los cableros del norte: Euskaltel, R Cable y Telecable. Excluidos los anteriores, el resto de los OMV deberán conformarse con las migajas de las migajas.
  • Escaso margen comercial en los datos. Los virtuales negociaron los precios de los servicios de red con los tres grandes del mercado cuando la telefonía actual era un negocio de voz más que de datos. El objetivo de los OMV consistía en contratar un precio interesante para los minutos, sin reparar en que el futuro pasaba por los datos. Posiblemente hubo escasa visión de futuro por parte de los alternativos. De esa forma, las ofertas de conectividad móvil más competitivas se encuentran en el lado de los operadores de red y mucho menos entre los virtuales.
  • Irrumpen segundas marcas. Telefónica, Vodafone y Orange pusieron a sus equipos a crear segundas y terceras marcas de bajo precio que disputara la torta a los OMV. Así Orange resucitó Amena, mientras que Movistar enarboló Tuenti y Vodafone se inventó Lowi. La eficacia de la estrategia resultó extraordinariamente exitosa para los grandes, en detrimento del negocio de los OMV.
  • La convergencia da el golpe final. Las ofertas de servicios paquetizados lanzadas por Movistar, Vodafone, Orange y en breve Másmóvil darán el golpe final a los OMV. En ese terreno no pueden competir los pequeños jugadores. Ahora que los gigantes regalan segundas líneas sin incremento de precio, a los alternativos sólo les queda sobrevivir malamente.


Comentarios

No hay comentarios.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *