Inicio » Destacado al Píe » Chip implantado en la mano abre puertas
Martes 26 Marzo, 2019

Indicadores económicos de Chile

Dólar Observado 619,06
Euro 723,82
UF 23.819,39
UTM 43.599,00
YUAN

Newsletter

Inscríbase y reciba GRATIS semanalmente el mejor contenido de Negociós y Tecnología en su E-mail.

Eventos

Próximos Eventos

2.ABR.2019

LAUSANA, SUIZA: Seedstars Summit 2019

Próximos Eventos

3.ABR.2019

CONECTA México

Próximos Eventos

11.ABR.2019

CHILE: eCommerce Day Santiago 2019

Próximos Eventos

24.ABR.2019

SANTIAGO, CHILE: Tendencias en Ciberseguridad

Próximos Eventos

2.MAY.2019

SANTIAGO, CHILE: IoT Innovatech Latam 2019

Próximos Eventos

15.MAY.2019

SANTIAGO, CHILE: Future Tech Summit

Próximos Eventos

29.OCT.2019

LAS VEGAS, EE.UU.: World Crypto Conference

Chip implantado en la mano abre puertas

Destacado al Píe

  • El chip, del tamaño de un grano de arroz, se implantará en 700 empleados, y se utilizará para hacer fotocopias, abrir puertas o pedir un café.
  • Estocolmo, Suecia. 16 febrero, 2015. En el nuevo complejo de oficinas Epicenter de Estocolmo, los trabajadores pueden abrir las puertas o hacer fotocopias con un chip implantado en la mano.

    Compuesto por una antena y un microchip, este dispositivo no necesita baterías para funcionar. Adiós a las tarjetas de identificación y a los códigos, todo lo que el trabajador debe hacer para abrir, por ejemplo, una puerta es pasar su mano por un sensor.

    El complejo Epicenter fue inaugurado hace apenas una semanas con el objetivo de albergar a empresas que se dediquen a la innovación.

    Patrick Mesterton es uno de sus fundadores.

    “Este chip es del tamaño de un grano de arroz, mide unos doce milímetros”, explica Mesterton. “Incluye un código y se inyecta con una jeringa. Se trata de un medio de identificación que puede comunicar con otros objetos que se encuentren alrededor del usuario. Puedes abrir puertas, puedes imprimir de manera segura documentos y, sobre todo, con este chip puedes comunicarte con tu teléfono móvil para enviar los contactos de personas con las que te has reunido”.

    Por ahora los beneficios de este chip son limitados pero Mesterton asegura que seguirán investigando qué otras posibilidades ofrece este dispositivo y qué otros productos y servicios podrán ser desarrollados. En el futuro, este chip podría permitir también a sus usuarios comprar comida en la cafetería de la empresa o incluso chequear su estado de salud.

    Chip Implantado - Patrick Mesterton
    “Este chip podría ser utilizado en el futuro en todos aquellos servicios que hoy necesitan un código, una llave o una tarjeta. Creo que todos los pagos podrían realizarse de esta manera”, Patrick Mesterton uno de los fundadores del nuevo complejo de oficinas Epicenter de Estocolmo.

    “Este chip podría ser utilizado en el futuro en todos aquellos servicios que hoy necesitan un código, una llave o una tarjeta. Creo que todos los pagos podrían realizarse de esta manera. En lo que respecta a la salud, una persona también podría contactarse con su médico, podría enviarle la información de lo que ha comido y en qué estado se encuentra”, asegura Mesterton.

    Todo el proceso está organizado por un grupo de hackers suecos. Hannes Sjoblad, uno de sus miembros, es un tatuador con aspecto imponente y el encargado de buscar nuevas aplicaciones de trabajo. Tiene una tarjeta de visita electrónica dentro de su propio chip, al que se puede acceder con un teléfono inteligente.

    ¿El chip de Google?

    Pero Hannes Sjoblad dice que él y el grupo sueco de biohackeo tienen otro objetivo: prepararnos para el día en el que otros quieran ponernos un chip.

    “Queremos ser capaces de entender esta tecnología antes de que las grandes empresas y los grandes gobiernos vengan y nos digan que todo el mundo debería llevar un chip: el chip de los impuestos, el de Google o el de Facebook”.

    Entonces seremos capaces de cuestionar la forma en que se implementa la tecnología desde una posición de mucho mayor conocimiento.

    Otros chips más sofisticados reemplazarán pronto la tecnología para vestir, como pulseras para hacer ejercicio o instrumentos de pago, y nos acostumbraremos a vernos aumentados.

    Todo es posible. Que se convierta o no en algo aceptable culturalmente insertar tecnología bajo la piel es otra cuestión.

    Interesante como este sistema se asemeja mucho a la advertencia que aparece en el libro de Revelación en la Biblia Cristiana en el capitulo 13 versiculos 16 y 17:

    Y hacía que a todos, a los pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y siervos, se pusiese una marca en su mano derecha, o en sus frentes:
    Y que ninguno pudiese comprar o vender, sino el que tuviera la señal, …


    Comentarios

    No hay comentarios.

    Añadir comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *